Creer en Dios y salud | Opanoticias
Pasar al contenido principal

Creer en Dios y salud

En un informe de 1998, la Organización Mundial de la Salud dijo: “Hasta muy recientemente, los profesionales de la salud han seguido largamente un modelo médico que busca tratar a los pacientes poniendo el foco en los medicamentos y las cirugías, dando poca importancia a las creencias y a la fe en la curación, en el medico y en la relación médico-paciente,…Pacientes y médicos han empezado a darse cuenta del valor de elementos tales como la fe, esperanza y compasión en el proceso de curación”.

 

Ya, en 1941, el premio nobel de medicina y fisiología (1992), Alexis Carrel, había advertido que “ignoramos por completo la naturaleza del espíritu. Ignoramos igualmente sus relaciones con la materia (incluso con las células cerebrales), de la misma forma que ignorábamos antes las relaciones entre la luz y la materia”; A hoy, más de 60 años después y casi 20 años desde que la OMS se interesó por la cosas del Espíritu de Dios y su relación con la salud, la espiritualidad sigue siendo una cuestión olvidada en el ámbito gerencial y de la relación médico – paciente/usuario en las instituciones de salud.

 

Estoy aprendiendo y me introduje en la cultura del reino de Dios, no solo por necesidad, sino para servir, entre muchas cosas, en la búsqueda del mejoramiento de la calidad de la atención en salud mediante la implementación de la estrategia de Atención Primaria en Salud, en el marco del nuevo modelo integral de atención en salud. Pero, además, por convicción médica, porque he visto en personas allegadas, y con pruebas documentadas, que se han curado de enfermedades como el cáncer; y sí Dios ha curado estas enfermedades, que más no haría por nosotros?, Ahora que estoy comprendiendo las cosas de Dios, entiendo que él usa a los médicos para curar enfermedades; incluso sin que el médico crea en él, pero, en muchas otras veces es Dios quien cura directamente; Es él, quien determina el camino para llegar a ser saludable y feliz, nosotros solo debemos poner nuestra disposición.

 

No obstante son muchas personas que aún critican o niegan su existencia, porque perciben que nunca han recibido nada cuando han pedido ante una necesidad, circunstancia o problema, o simplemente porque no creen. Para ellos también Dios nos advierte, en Santiago 4:3 que dice: “Pedís, y no recibís, porque pedís mal,…” y en 1 Corintios 2:14 nos dice: “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente”.


Opa Tv