Solicitan reestructurar las Cámaras de Comercio

Un grupo de concejales encabezado por Juan Diego Amaya y otros dirigentes de la región, preparan un documento que le harán llegar al presidente electo, Gustavo Petro, donde le solicitan liderar un proceso de reestructuración a todos los niveles de las Cámaras de Comercio.

alt=

Un grupo de concejales y dirigentes de la región preparan un documento que le harán llegar a Gustavo Petro, donde le solicitarán liderar un proceso de reestructuración a todos los niveles de las Cámaras de Comercio. 

En la misiva, sostienen que “se requiere una organización que permita y promueva de manera más eficiente la creación dinámica de Empresas y Empresarios (emprendedores, negociantes, economías comunitarias, etc.), cuya finalidad sea el Desarrollo Regional con proyección Nacional y de Exportación.  Hoy el Huila está bastante rezagado en esta materia”. 

“Porque las Cámaras de Comercio se configuraron en una entidad que recibe contribuciones económicas muy importantes provenientes principalmente de los pequeños comerciantes y empresarios del Huila, sin ninguna contraprestación en inversión social y desarrollo comunitario, y los apoyos a emprendimientos regionales no son proporcionales a los recursos administrados”

“Porque se configuraron en instituciones privadas administrando recursos públicos, con hegemonías familiares y clientelismo, que se perpetúan en el cargo, cuyos miembros de la Junta Directiva se convierten en amigos cercanos y en muchas ocasiones en cómplices del presidente ejecutivo. Este último no debería poderse reelegir por más de un periodo, permitiendo la renovación de ideas, procesos, dinámicas empresariales, sinergias regionales, etc”. 

Asimismo, sostiene que las funciones actuales de las Cámaras de Comercio son principalmente notariales y las pueden desempeñar otras entidades como la superintendencia de notaría y registro, o las notarías comunes.

“Porque al regirse por el derecho privado, el importante control social de lo público y la veeduría ciudadana, no se realiza de forma transparente, o se dificulta, o simplemente no se logra.  Porque se ha convertido en uno de los principales contratistas regionales del Estado que la ponen en ventaja competitiva frente a los empresarios del sector privado o del sector comunitario”. 

En el documento que será enviado a Gustavo Petro, le solicitan también, “modificar la elección de la Junta Directiva y el Presidente Ejecutivo de las Cámaras de Comercio, impidiendo la eternización de este último. Eliminar la obligatoriedad de la renovación del registro mercantil, principalmente cuando la empresa no genere utilidades. Ampliar el plazo de validez o Eliminar la solicitud del RUP con expedición de solo 30 días de antigüedad.  Destinar un porcentaje de las utilidades generadas por las Cámaras de Comercio a la inversión social de manera obligatoria y reglamentada, como podría ser en educación superior, dotación de equipos de innovación e investigación a centros educativos, etc.”, concluye.