Polémica por muestreo rectal, una nueva prueba para detectar el Covid-19

En las últimas semanas se conoció que en china se están realizando pruebas anales para detectar más rápido quien está contagiado por Covid-19.

alt=

 

Como si fuera un chiste, estas muestras son practicadas a las personas que están en eventual riesgo y a los viajeros que arriban a ese país procedente del extranjero.

El doctor Li Tongzeng, del hospital You'an de Pekín, un especialista en el tema, indicó que la prueba rectal "aumenta la tasa de detección de personas infectadas", debido a que el virus permanece más tiempo en el ano que en las vías respiratorias.

En un video, un médico chino muestra cómo se realiza esta prueba, en donde el médico introduce por el ano un hisopo de 3 a 5 centímetros; cuando el objeto ya está en la cavidad rectal, se gira varias veces y se retira para introducirlo en un recipiente seguro.

La duración aproximada de la prueba es de 10 segundos, aunque ello depende de la agilidad de quien la realiza y de la relajación del paciente.

“No duele tanto, pero sí es súper humillante”, afirmó un ciudadano en Weibo (plataforma china similar a Facebook).

La CCTV aseguró que lo más probable es que las autoridades sanitarias de China no generalicen los test rectales para detectar el COVID-19, ya que “no son lo suficientemente prácticos”, sin embargo, científicos y especialistas de Pekín, aseguran que por esa vía es más efectivo y preciso el diagnóstico.

 

 

Lo cierto es que China, país donde se originó el brote de coronavirus que se esparció por el mundo, desde marzo de 2020 decidió limitar las llegadas internacionales.

Es tal la restricción en China que desde mayo del año pasado solo se han registrado dos muertes por coronavirus.