Comfamiliar Comfamiliar
Recomendados

El gran problema del plástico

El mundo en el que vivimos está sustentado en el crecimiento demográfico, laboral, de consumo… El sistema actual aspira siempre a más para no caer en el estancamiento y no colapsar.

El
Foto: geeksroom Por: Administrator 03 Oct 2019

En 1900 la población mundial rozaba los 2.000 millones de personas, poco más de un siglo después, en el mundo convivimos 7.700 millones de almas. En 120 años se ha cuatriplicado una cantidad de población que había llevado más de 20 siglos alcanzar. En definitiva, sobre la Tierra nos encontramos 7.700 millones de personas que consumimos energía, alimentos… y que generamos desperdicios. La gestión de basuras es una cuestión que no termina de estar resuelta del todo.

El plástico, un problema oceánico

De todos los desperdicios que producimos en el planeta, uno de los más preocupantes, sino el que más, es el plástico. En las últimas décadas hemos entrado en una vorágine de uso descontrolado de plástico que ya está teniendo consecuencias. Solo hay que mirar lo que desperdiciamos en casa: las bolsas de basura con residuos orgánicos ocupan mucho menos espacio y se llenan más despacio que las que contienen envases y plásticos.

El plástico está en todas partes. No solo se utiliza en envases, envoltorios y bolsas, también se utilizan para fabricar mobiliario, electrodomésticos, materiales de construcción, partes de automóviles… y todos esos elementos tienen una vida útil. Cuando ya no son aprovechables se tiran.

Desgraciadamente, una gran cantidad de los plásticos terminan en el mar y los océanos, en concreto 8 millones de toneladas: bolsas y botellas de plástico, redes de pesca, poliestireno extruido… Todo este plástico afecta al agua, que se va contaminando a medida que los plásticos se van descomponiendo. También lo sufren los animales marinos. Muchos terminan muriendo tras ingerir trozos de plástico que se quedan atrapados en sus estómagos. Los animales no los pueden expulsar, se llenan y no pueden volver a comer. Las llamadas redes y cuerdas que flotan por los océanos acaban enredándose en las aletas, colas y demás partes de la anatomía de los animales, provocándoles heridas y haciendo que queden inservibles. De esta manera se dificulta su movilidad y su supervivencia. La ONG Plastic Pollution Coalition afirma que 1 millón de aves marinas y 100.000 mamíferos marinos mueren por culpa del plástico. No se trata solo de un problema que sufran los animales marinos, también afecta al ser humano, ya que algunos de esos animales introducen el plástico y sus aditivos químicos en la cadena alimenticia.

En el océano Pacífico Norte se encuentra la famosa Isla de la Basura, una extensión de 1,4 millones de kilómetros cuadrados de plásticos que flotan en el agua perpetuando todos los problemas expuestos anteriormente. La Isla de la Basura es un gigantesco vertedero marino; un problema universal al que nadie parece querer poner fin.

Las alternativas al plástico

¿Qué alternativas tenemos como ciudadanos y consumidores con respecto al plástico? No se trata de culpabilizar a la ciudadanía del derroche de este material, pero sí que podemos optar por llevar un consumo mucho más responsable.

El reciclaje es una opción recomendable. También los es, y en mayor medida aun, reducir el consumo de plásticos: podemos usar una bolsa de lino para hacer la compra, reutilizar botellas y tarros de cristal. Plastic Pollution Coalition aboga por las 4 erres: “rehusar, reducir, reutilizar, reciclar”.



Loading...
San Pedro Plaza

Comfamiliar