Comfamiliar Comfamiliar
Política

Revelan estudio sobre ausentismo de Dussán y Chávarro como congresistas

Revelan


El colectivo de jóvenes Estructura Política Ciudadana –EPC, demostró que mientras Luis Enrique Dussán solo se ausentó a 25 sesiones (2,63%) y registró 1.978 votaciones nominales, Chávarro no asistió en 163 oportunidades (14,59%) y apenas contabilizó 683 votaciones nominales, el 78% menos que Dussán.

El actual candidato a la Gobernación del Huila, Luis Enrique Dussán tuvo un nivel muy superior en el cumplimiento de sus funciones y obligaciones cuando se desempeñó como representante a la Cámara entre 2002 y 2014, frente al de su hoy rival al primer cargo administrativo departamental, Carlos Ramiro Chávarro, quien ejerció como congresista el mismo periodo de tiempo.

Así lo concluye una investigación comparativa entre los hoy dos aspirantes a Gobernador del Huila, realizada por el colectivo Estructura Política Ciudadana –EPC Huila, que decidió unirse al llamado de la periodista Catherine Juvinao y su iniciativa Trabajen Vagos, para medir el nivel de cumplimiento y transparencia de los líderes políticos regionales que aspiran a cargos de elección popular, y así aportar objetivamente al debate electoral.

Según el grupo organizado de ciudadanos EPC, se indagó el trabajo legislativo de los dos actuales candidatos a Gobernación, del 20 de julio de 2002 al 20 de julio de 2014, en cuanto a asistencia o ausencia a sesiones plenarias y en comisión, así como las votaciones nominales en la que participaron sobre proyectos de ley, proposiciones y debates de control político.

La investigación respondió a la pregunta ¿Cuál fue el nivel de ausentismo de los ex congresistas en el periodo 2002-2014 que hoy aspiran a la Gobernación del Huila, y cómo la opinión pública cuenta con un nuevo elemento de análisis de cara a las elecciones del 27 de octubre de 2019?.

Ausentismo

La indagación, que tuvo como principal fuente de información las Gacetas Oficiales del Congreso de la República, arrojó que, de 1.117 sesiones programadas, Chávarro no asistió a 163, lo que equivale al 14,59% del total; mientras que Dussán se ausentó a solo 25 sesiones de las 951 programadas, es decir, apenas el 2,63%.

De las 163 ausencias de Chávarro, 107 fueron con excusa y 56 sin excusa. De las excusas, 24 fueron por asistencia a otros eventos, 32 por incapacidad médica, 3 por problemas de vuelo y en 48 de ellas no presentó sustento o explicación alguna.

Por su parte, de las 25 ausencias de Dussán, 9 fueron por asistir a otros eventos, 2 por incapacidad médica, 2 por problemas personales y 12 sin sustento.

En cuanto a las incapacidades médicas, Chávarro presentó excusa en 32 ocasiones, de las cuales seis (6) no eran legibles y dos (2) no se anexaron a la Gaceta para su registro formal. Entre tanto, Dussán, se ausentó a dos (2) sesiones con excusa médica.

EPC calculó además que como congresista Chávarro recibió más de 412 millones de pesos como pago por las sesiones plenarias o de comisión a las que no asistió, “lo que un trabajador ganaría durante 41 años con salario mínimo”, explicó el abogado Juan Sebastián Reyes, cofundador y directivo de EPC, en un video de presentación de los resultados del estudio.

Votaciones registradas

Además, citando como fuente a Congreso Visible, EPC encontró que, en el periodo de 12 años como congresista, Chávarro registró un total de 683 votaciones nominales, frente a las 978 que contabilizó Dussán, casi tres veces más con una diferencia del 78%.

Comparativamente, mientras Dussán contabiliza en promedio 2,13 votaciones nominales por cada asistencia registrada, Chávarro no llega ni a una votación por asistencia, apenas el 0,71%.

La investigación sugiere que la muy inferior cantidad de votaciones nominales que contabilizó Chávarro en su trabajo como congresista, puede corresponder a la práctica de responder el llamado a lista o registrar su asistencia, pero inmediatamente después retirarse del recinto sin cumplir a cabalidad con su trabajo, por el que sí recibe su salario completo.

“Es como si Usted fuera a su trabajo, saluda a su jefe y se devuelve para la casa y aun así le pague completico el sueldo”, expresa el abogado Reyes sobre la práctica parlamentaria de ir a responder el llamado a lista y ausentarse de la sesión.

Implicaciones

Para EPC, “asistir puntualmente a las sesiones, debatir con argumentos cada uno de los proyectos de Ley, participar en las deliberaciones de manera proactiva, defender el interés general, y propender por el desarrollo de sus regiones, son tan solo algunas de las características de un Congresista coherente con su investidura y con su condición de servidor público”.

En tal sentido, considera que “será entonces una exigencia ciudadana reivindicar la política a través de la elección de personas idóneas, que hayan demostrado en su ejercicio público, entrega, sentido de pertenencia y cumplimiento, cualidades propias de alguien que ostenta tan alta dignidad”.

“¿Usted qué le diría a un excongresista que no veló por los intereses de su departamento, que no asistió a su trabajo y que hoy quiere ser gobernador del Huila? Yo le diría ¡trabaje vago!”, puntualizó Juan Sebastián Reyes de EPC.

Para el estudio se consultaron, analizaron y sistematizaron 2.068 gacetas oficiales y 52.500 páginas durante 4 meses.


Loading...
San Pedro Plaza