apuestas

OPANOTICIAS

Opinión

Yukuma, entre el amor y la política

Se dice que en la vida, siempre hay una mujer imposible que nunca tuvimos. La mujer que nos resulta esquiva, inhabitable, lejana, o simplemente imposible y que marca nuestras vidas, así nunca haya estado físicamente en ella, y solo te haya alimentado de bocaditos de ilusiones.

Yukuma,
Por: Miguel de Leon 06 Jul 2020

Por: Miguel de Leon

06 Jul 2020

 

Esos amores imposibles no se olvidan nunca, y quedan en la memoria para ratos como estos en los que se te ocurre hacer una lista y recuperas las veces que rogamos, perseguimos, imploramos, y nos  arrastró a un camino difícil.  Es la historia de «La que no pudo ser». Este amor torcido, roto, fracturado nos marcará para siempre. Y aunque ya confirmamos que no pudo ser siempre te preguntas por qué, y buscas una nueva oportunidad. La que no pudo ser siempre será una promesa, un recuerdo, un deseo de burlar el destino.

La que no pudo ser está en tu memoria, siempre recurrente, a veces te arranca sonrisa, a veces te hunde en una tristeza inexplicable. La que no pudo ser puede ser tu amiga, incluso tu mejor amiga.  La que no pudo ser quizá conoce tu olor y tu cuerpo, pero no aprendió a retenerlo, y tú fuiste muy torpe para hacerle entender que podían encajar.  La imposible estará siempre, y cuando te la cruces en la universidad, en la calle más bulliciosa, en el aeropuerto, en el hospital o en la iglesia, te hará recordar que nunca, nunca la tuviste. No es bueno llenar la cajita de imposibles, pero hay mujeres que siempre estarán prohibidas para ti, y esas son las que irrumpen en sueños, en momentos de tristeza inexplicable, o de borracheras épicas. Y a veces lo peor, cuando esos imposibles, son la misma sangre, sus propias familias. Dos familias que no se tiene ningún respeto por sí mismas.

Lo que define a sus integrantes es el odio y la manipulación por ideales caducos y anticuados, como un campo de batalla del que no es posible escapar sin herida mortal. Por eso cada generación de estas familias tiene su propio charco de sangre que juran vengar. Y sobre esos charcos de sangre, se levanta el amor imposible, de la que no puede ser y por eso mismo,  solo aprendiste a huir por miedo a que la familia se entere. Porque, para ellos la mayor fuente de desesperación procede de las relaciones familiares, salpicadas por esos odios partidistas, que han hecho de nuestra patria un rio de sangre y dolor. Y ese sería tal vez, el trama de la última novela del escritor huilense Marco Fidel Yukumá, “Septiembre y Tú”  subtitulada; naufragio de un amor en la tormenta política.

La quinta novela de este periodista de oficio, que de forma silenciosa ha venido abriéndose camino en la literatura regional, teniendo sus obras un fondo histórico y un marcado interés en lo local, tanto por sus temas como por los lugares donde se desarrollan sus obras. En este caso, no existe una sola historia, sino que en el avance de la novela,  abre varias narraciones que se desarrollan paralelas a la relación amorosa entre los dos protagonistas. Por eso, la novela nos da muchas lecturas, como mostrarnos como son los hombres, las figuras determinantes y opresoras, que se convierten en el origen de la violencia que hereda la familia, como el patriarcado genera una violencia ciega y aborrecible.

Por otra parte, según la tradición literaria colombiana las novelas que están ubicadas  dentro de la propuesta  válida para el entendimiento del conflicto, son las obras que no sólo recrean escenarios de la violencia como lo ha sido el Huila particularmente,  sino que, gracias al manejo de elementos literarios propios del género novelístico, logran ofrecer al lector una idea más amplia y compleja del conflicto.  Y en el caso de la obra de Yukuma, va más allá del ejercicio del recuerdo, y plantea como ese conflicto ha destruido familias y relaciones sociales, difíciles de reconstruir, pero igual ha sido el embrión de muchos males de la política actual colombiana.

 

 

 


Loading...