Comfamiliar
Opinión

Vuelve el viejo oeste

‘Los siete magníficos’, ‘Voy lo mato y vuelvo’, ‘Río bravo’ o ‘Solo contra el peligro’, son solo algunos títulos de películas del viejo oeste pero que aquí en Locombia las estaremos reviviendo y volviendo cotidianidad.

Vuelve
Félix Quintero Tamayo Por: Felix Quintero Tamayo 02 Jul 2019

Las experiencias terribles vividas con las Autodefensas Unidas de Colombia, las Convivir, las autodefensas campesinas, las Águilas Verdes, las FARC, ELN, EPL, M-19 y todos los grupos armados y al margen de la ley que hemos tenido y han desangrado el país, parece que no fueron suficiente.  ¡Prueba no superada! No hemos sido pacíficos, desarmados mucho menos, con una arma y con licencia para tener disculpas y matar. Los súper sabios del centro democrático han tenido nuevamente un orgasmo mental, proponen y aprobarán que se vendan y expidan permiso para el porte de armas largas, al mejor estilo Trump, seremos un satélite de la sociedad del rifle americano, la misma que ha facilitado las masacres en colegios, restaurantes e iglesias en los ‘Estados Juntos’, gracias a leyes como las que tendremos aquí, de manera que acostumbrémonos a ver a los niños dirigiéndose al colegio con una R15, pero no es una moto, es un fusil semiautomático que alcanza para matar  a por lo menos 15 mechudos.

Acá entran dos dudas, la primera es si volveremos a las épocas nefastas de las masacres por todo el país, donde con disculpas se armaron grupos que terminaron poniendo en jaque la institucionalidad del Estado colombiano gracias a que nuestro políticos entraron en sus redes y pasaron a ser senadores, representantes, gobernadores, alcaldes, diputados y concejales sin olvidar la penetración de que fueron objeto Ejército, Policía y poder Judicial.

La segunda gran preocupación viene con la pregunta, ¿le quedó grande a las instituciones colombianas brindarnos la seguridad por la que les pagamos? Recordemos que tenemos un pie de fuerza de las más numerosas de América del Sur, que siempre el ministerio de Defensa se come por lo menos el 40% del presupuesto nacional, producto de los  impuestos que  pagamos. Será que comprando un chopo, guacharaca o cualquier clase de tubo para auto-atacarnos nos rebajaran impuestos y reducirán policía y ejército o será mejor pagar los impuestos directamente a los grupos mafiosos para que nos defiendan, tipo Chiquita Brand o las petroleras internacionales.

Estas absurdas propuestas del Centro Democrático solo benefician a los vendedores de la muerte, claro que ahí también hay comisiones jugosas; soy ateo, pero confiésense y comulguen, no vaya y los cojan la muerte en estado pecaminoso.

Anexo presidencial: los niños que mueren de hambre en la alta Guajira son indios wayuu, hay que mejorar la raza, por lo tanto mejor regalemos los 20 billones a los hermanos guaidolanos.


Loading...
San Pedro Plaza

Comfamiliar