Comfamiliar Comfamiliar
Opinión

Uribismo, visas y traición a la patria

En nuestro Código Penal, Título XVII, hay un par de descripciones sobre delitos de traición a la patria, totalmente claro e inequívoco:

Uribismo,
cecilia Por: Cecilia Orozco 02 Jul 2019

(Art. 455) “El que realice actos que tiendan a menoscabar la integridad territorial de Colombia, a someterla en todo o en parte al dominio extranjero, a afectar su naturaleza de Estado soberano o a fraccionar la unidad nacional, incurrirá en prisión de 26,6 a 45 años”. (Art. 457) “El que, encargado por el Gobierno colombiano de gestionar algún asunto de Estado con gobierno extranjero o con persona o con grupo de otro país o con organismo internacional, actúe en perjuicio de los intereses de la República, incurrirá en prisión de 6,6 a 22,5 años”. Que aquí no se “use” la aplicación de los delitos que se cometen contra el país en que todos nacimos ni se inicien procesos penales por ese motivo, no significa que el castigo contemplado para esos ilícitos no se pueda activar, sobre todo, contra los altos funcionarios encargados de representar a la Nación que incurran en esa indignidad. En tiempos antiguos la traición al país se castigaba con el destierro perenne. Hoy debería aplicarse, mínimo, pena de exclusión permanente de la vida pública.

Para el canciller Trujillo, quien fijó la posición del Gobierno frente a la desafiante intromisión de Estados Unidos en los debates sobre la Ley Estatutaria de la JEP, la extradición de nacionales y la fumigación con glifosato de los cultivos de coca, el coincidente retiro público de visas a un congresista y a tres magistrados de las cortes, el primero, insultado por el embajador Whitaker, y los segundos, citados de manera humillante a comparecer ante un funcionario de esa representación extranjera; repito, para el ministro de Relaciones Exteriores de Iván Duque, este capítulo vergonzoso de intervencionismo imperial con que se pretendía presionar unos votos y torcer varias conciencias solo tiene la dimensión de “situaciones particulares de orden migratorio”.

El presidente de la República, como casi siempre, estuvo ausente de la discusión: mientras la grave alteración del ambiente en los recintos donde se tomarían las decisiones contra o a favor de sus objeciones a la Estatutaria reventaba en todos los medios, él presidía, muy orgulloso, una irónica Cumbre de Concordia Américas en que estaban presentes, y como sus invitados principales, el ofensivo embajador Whitaker y el congresista republicano Rick Scott. Duque los recibió con honores y únicamente atinó a pedir que se ¡“afianzara el cerco diplomático” contra Maduro!

¿Autismo en materia de política exterior? O, como dijo el expresidente César Gaviria, ¿“una actitud en la que no es posible distinguir entre el temor y la subordinación del gobierno Duque, o la simple complicidad mutua”? La complicidad de que habla el jefe liberal no es retórica o simple oposición interna. No nos crean tan pendejos, y perdonen expresión tan brusca. El retiro de visas estadounidenses a servidores del poder Legislativo y Judicial en momentos en que iban a utilizar su voz y voto para determinar el destino final de los artículos de la ley de funcionamiento de la JEP objetados por el uribismo, así como la extradición de Santrich, no es casual ni en tiempos ni en modos. La mirada ausente de Duque; la conducta agresiva de José Obdulio Gaviria cuando anunció, con dos meses de anticipación, lo que la embajada de Estados Unidos haría: “ah y bien valdría la pena que Secretaría de Estado piense seriamente en aplicar sanciones (tipo Venezuela) a los magistrados JEP saboteadores/cómplices”; y las respuestas evasivas de la vicepresidenta Ramírez y del propio Uribe no son otra cosa que la evidencia de su culpa: se ahorcaron porque fueron a pedirle ayuda a Whitaker para asustar a los opositores. Pero, ante el efecto bumerán que les devolvió el golpe en plena cara, les tocó volver después con rodilleras a rogarle que deshiciera lo hecho. Pero su juego quedó descubierto y su traición a Colombia también.

Zona de los archivos adjuntos


Loading...
San Pedro Plaza

Comfamiliar