Jueves 25 de Abril del 2019

OPANOTICIAS.COM

OPANOTICIAS

Opinión

Un lánguido Día del Periodista

Un


El 9 de febrero de 1791 comenzó a circular en la capital del virreinato de la Nueva Granada el semanario ‘Papel Periódico de Santafé de Bogotá’, bajo la dirección del cubano Manuel del Socorro Rodríguez, periódico que se tiene como el primero de circulación permanente en lo que hoy es Colombia.

Por ese motivo desde 1975 celebramos los colombianos el Día del Periodista, a pesar de que la ley 918 de 2004 declaró el 4 de agosto como tal día. La tradición en este caso ha podido más que la ley y los periodistas seguimos celebrando como nuestra jornada clásica el 9 de febrero.

La celebración durante muchos tuvo cierta importancia y brillo; era motivo para homenajes, felicitaciones y hasta regalos para quienes estamos dedicados a esta dura profesión; motivo para exaltar las organizaciones gremiales, y hasta para destacar al periodista cuya vida y obra, después de años de brega lo distinguía como ejemplo digno de imitar por sus colegas y de admirar por sus conciudadanos.

Pero todo se va deteriorando y desvalorizando en este mundo y lo que era motivo de celebración hoy es casi de ludibrio, acaso por nuestras propias culpas (¡ya no somos ejemplo para nadie y la profesión está en tiempos de bajos niveles!), y hemos visto como la condecoración a la vida y obra de un periodista se le impone al menos digno de todos para recibirla, sin mucha protesta por los ofendidos por tal bofetada. Y si bien, por motivos ajenos a la voluntad de quienes la otorgaron, en silencio decidieron no imponerla, tampoco se ha presentado ninguna excusa por semejante proceder contra un gremio, que no reacciona tampoco con dignidad a la ofensa y sigue participando en los concursos del Concejo que la otorga y asiste sumiso al vergonzoso acto organizado por esa Corporación, responsable del desaguisado. Como si fuera poco, el otrora noble Círculo de Periodistas del Huila entrega su máxima condecoración a un politiquerito aspirante eterno a un cargo público, desvirtuando las altas intenciones de quienes crearon ese premio “Excelencia”.

Así, pues, es bien lánguida la celebración de mañana…

COLOFÓN

Espero que los señores Concejales de Neiva expliquen dos cosas: ¿por qué eligieron a quien eligieron en noviembre pasado como el periodista emblema de la ciudad "por su vida y obra", y no le impondrán la condecoración? Y, ¿por qué en la tarjeta de invitación al acto de celebración del día del periodista le cambiaron el orden a los colores de la bandera de Neiva que son rojo, verde y amarillo, y aparece una bandera con los colores amarillo, verde y rojo? El orden de los colores no es cosa de poca monta. La bandera de Colombia es amarillo, azul y rojo, y no rojo, azul y amarillo, o azul, amarillo y rojo. El orden de los colores si afecta y altera las banderas, señores.


Loading...
San Pedro Plaza

mya