Comfamiliar
Opinión

Triste balance de la privatización del festival

Triste


La presencia del restaurante bogotano Andrés Carne de Res en el desarrollo del Festival Folclórico que acaba de pasar,  causo inconformidad y enojo en diversos sectores de la ciudad.

Sin embargo la respuesta de  Corposanpedro es muy atrevida;  “Nosotros no somos quienes lo contratamos o le pagamos por venir… Un empresario con visión y proyección local, de una reconocida empresa gastronómica y hotelera familiar fue quien nos visitó hace varios meses solicitando ser tenidos en cuenta para explotar el evento. O sea, sí apóyanos lo nuestro pues se lo dejamos a un empresario huilense y éste a su vez creó su estrategia y decidió que traer una marca de esta categoría le daría un salto de calidad a nuestros eventos, siempre bajo nuestra supervisión y tutela”. O sea, como diría Celia Cruz; “Songo le dio a Borondongo; Borondongo le dió a Bernabe; Bernabé le pego a Muchilanga…”

Y esa es la actitud facilista y sobradora de la mayoría de los contratistas que administran recursos públicos, por eso ningúno responde por nada. Si la Gobernación del Huila,  contrata con Coposanpedro la logística del festival, este tiene que reponder lo que se le dice que haga, asi de fácil. Pero este, en vez de asumir el contrato como es, contrata a otro empresario, quien contrata a una empresa extraña a nuestras tradiciones ( ¿ Bogotá tiene tradición de asados ?), quién a su vez tiene que contratar huilenses para que haga un asado huilenses y en cada paso de esta película cuanta plata se queda en manos de los intermediarios, patinadores o como se llamen esos vividores. Y lo dice públicamente el propio operador del Festival y nadie dice nada, ningún medio se manifiesta y pregunta; ¿como asi ?

Y claro, la razón, es que dicho evento, que anteriormente se realizaba en el Casino de Oficiales de la Novena Brigada, no representaba ganancias económicas para el Festival según el contratista. Y esa visión justamente, es la que conlleva a historias tan ridículas e indignantes, como el tal Concierto de la Historia, que nunca fue pensado para hacerse para los Huilenses por los precios que se movieron. Vuelos chárter, helicópteros para llevar a los artistas, y la traída de un un numero de personajes VIP  ( ¿prepagos?) con los gastos pagos, en fin, un concierto que nada dejaba a la ciudad, asi algunos salgan a defender el dinero que perdió la ciudad con su cancelación. Por eso, ya comienzan las manifestaciones de inconformidad por el manejo que esta generación de “empresarios” ( es decir, cualquier vividor que se disfraza de mánager, de embajador de la india y negociante de artistas) hacen de nuestro patrimonio cultural.

¿Quién responde? Nadie. Por eso, como todos los años la conclusión, “es urgente que se haga una revisión seria y con fundamentos de distinta índole, acerca de las fiestas del San Pedro en Neiva. A lo que ha llegado, se viene demostrando, es un verdadero fiasco”, como lo dice Susana Vargas y encuentra eco en las redes. Pero la solución real, que nadie dice en estos tiempos neoliberales, es secillamente el fortalecimiento del Estado, en este caso particular de la Secretaria de Cultura y Turismo. Creando un verdadero liderazago para fortalecer el festival y promocionar el sector. Por algo, de los mejores eventos, por su calidad y organización fue el Encuentro de Maestros Artesanos organizado totalmente por esta entidad.


Loading...
San Pedro Plaza

mya