Terminó el olvidode la zona rural

0

Por décadas, las zonas rurales de Neiva, a oriente y occidente de la ciudad, estuvieron abandonadas. dejadas en manos inclusive de los grupos al margen de la ley. ¡No aportaban mayor caudal electoral a los alcaldes politiqueros y las inversiones que se podrían hacer en ellas no significaban gran cosa en comisiones y coimas! Por eso, ni siquiera recibían la visita, así fuera protocolaria de los mandatarios municipales.

Con el alcalde Rodrigo Lara Sánchez las cosas han cambiado fundamentalmente. El último fin de semana, por ejemplo, la región del occidente (San Luis, Chapinero, Aipecito) recibió por cuarta vez en su mandato al alcalde, quien recorrió la amplia zona cafetera y de producción agrícola (gracias a su altura, clima y zona montañosa), para entregar, en la vereda La Primavera, uno de los cuatro tramos de placa huella que se construyen con el Comité de Cafeteros del Huila, así como la supervisión de 18 alcantarillas y cinco puentes peatonales sobre la vía principal. El mandatario supervisó también la construcción del centro de Integración Ciudadana en San Luís y las obras de transformación de los centros educativos de Corozal y Piñuelo. Saludó a los abuelos beneficiados con los Centros Vida y recorrió la sede central de la escuela de San Luís, recientemente transformada por las cooperativas del Huila y dotada con ludotecas en un trabajo conjunto.

En la zona, además, se han implantado el transporte escolar, alimentación y prestación de los servicios de salud.

Entregamos obras, verificamos la ejecución de otras importantes. Lo que más me llena de orgullo es ver cómo se transforman escuelas que por más de 60 años estuvieron en el total abandono. Gracias a todas las entidades que se suman a este cambio de la zona rural de Neiva”, sostuvo Lara Sánchez. “Es gratificante ver que esta administración está totalmente comprometida con el sector rural”, comentó el concejal de Neiva, Humberto Vargas.

Situación semejante se vive en la zona campesina oriental para comprobar que, ahora sí, las zonas rurales de Neiva tienen un Alcalde que piensa y actúa en su beneficio y que con esta administración terminó el olvido para ellas.

Apostilla Histórica

En un día como hoy, 5 de diciembre, pero de 1978, víctima de un infarto cardíaco falleció en Neiva a la edad de 71 años, el compositor huilense Luis Alberto Osorio Scarpeta, quien había nacido en El Gigante el 24 de septiembre de 1907. Cantor infatigable del paisaje y eterno soñador de fantasías; autor de más de 300 obras musicales entre las que se cuentan Río Neiva, Flor del Campo, El Ruiseñor, Tarde sobre el Río, Dolor de la Vida, Otás, e innumerables himnos como Alma del Huila (himno oficial departamental), Leticia, Florencia, Campoalegre, Gigante y otros. Escribió pasillos, guabinas, bambucos, porros, pasodobles, marchas, merengues y boleros con la misma facilidad con que concebía la poesía. Bohemio incorregible y amante padre de varios hijos en distintas mujeres, era un contertulio encantador que hacía las delicias de sus amigos contando anécdotas de su vida y entonando las canciones que estaba componiendo. Fueron sus intérpretes: Garzón y Collazos, los Hermanos Martínez y Jaime Llano González. Gustaba vestir de blanco y lucir corbatín de colores. Fue condecorado en 1978 por el Gobierno del Huila con la Orden de la Gaitana. En su memoria se celebra en Leticia, Amazonas, donde dirigió la Banda, el Festival Internacional de la Canción Pirarucú de Oro, y en Natagaima el concurso de tríos que lleva su nombre.En el parque de su pueblo natal, bajo la Ceiba centenaria, se levanta un monumento en su honor.


Loading...

Deja un comentario

Your email address will not be published.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com