Miercoles 20 de Marzo del 2019

OPANOTICIAS.COM

OPANOTICIAS

Opinión

Para que diablos reir!

Para


Para qué si solo genera un ambiente positivo, constructivo y sano, que da confianza, que solo puede entre otras miles de cosas evitar conductas agresivas y hostiles.

Para que si eso de estar pelando la muela solo sirve de apoyo y confianza, al instante crea interés y fomenta la buena disposición, y para colmo de males facilita la relación e interacción.

Eso de estar alegre, riendo y feliz, solo nos conduce a reducir el impulso de estar a la defensiva y acaba los miedos de ser alguien que cae bien a los demás, ayudando a afrontar y eliminar aquellas situaciones de desánimo.

Esa pinche manía de reír a cada rato, solo concede importancia a la sencillez y espontaneidad, y desbarata, manda al carajo o desdramatiza esas molestas situaciones conflictivas.

Con eso de reír, el ser humano solo consigue ayudarse en el delicado tema de manejar y dominar situaciones pedagógicamente críticas, y se ayuda en eso de aceptar los riesgos y restar importancia a los fracasos.

Esa pendejada de vivir en un ambiente de risas y alegría constante, solo genera una actitud de sana tolerancia y consigue que el grupo de personas que está a su alrededor, se divierta y lo vea como alguien buena papa que es digno de atraer y considerar aceptable siempre.

Esa risita solo se puede comparar con una especie de imán, que se hace sentir como un fuerte hilo de cohesión entre los miembros del círculo social o de amigos y que deja una sensación de ausencia, o que hace falta en el ambiente cuando no está presente.

A quien se le ocurre reír si La risa solo lubrica, suaviza y facilita los canales de la comunicación, imprime o estampa un sello especial, único y peculiar al que la padece, y aumenta las ocasiones, chances u oportunidades de pasarla bien.

De cuando acá está bien visto reír, si quienes se atreven a hacerlo no solo posibilitan un clima cálido, fresco y cercano, si no que favorecen y facilitan una actitud permisiva y entusiasta que ayuda a descargar la tensión.

Esas cosas de reír solo testimonian naturalidad en la relación, provocan o generan la pertenencia en el grupo, y desembocan en un verdadero mar de sensaciones de afabilidad, amistad sincera y confianza mutua.

Allá cada quien si en serio o ENTRE CHISTE Y CHANZA, quiere o no llenar de risas y alegrías su vida o su panza, lo que si les digo es que a mí: Me imprime buena esperanza!.


Loading...
San Pedro Plaza