Viernes 22 de Marzo del 2019

OPANOTICIAS.COM

OPANOTICIAS

Opinión

Oficios varios

Oficios


Siempre se ha hablado de apostolados en algunas profesiones, la tal entrega total al desempeño de una causa.

El tiempo que es quien al final permite evaluar y juzgar termina dándonos la razón, apostolados no existen, entro a comparar dos áreas que supuestamente nada tiene que ver una con la otra, la enfermería y la política, normalmente alguien estudia enfermería para brindar una ayuda a personas que por motivos físicos no pueden valerse por sí mismos, muy pronto se da un cambio drástico en la actitud, quizá por la costumbre de ver los tejidos, la sangre, escuchar los quejidos, esa cotidianidad los vuelve insensibles, el objetivo humano de su estudio… se perdió, claro que hay una gran diferencia con el oficio del político, en la enfermería a pesar de darse decesos no hay juzgamientos por la indiferencia, quizá por negligencia pero son pocos casos. En el caso de los políticos este supuesto apostolado, nace según ellos cuando el pueblo los aclama, vaya a ver si es verdad, luego se preparan acuciosamente para un buen desempeño, ¿Para quién? Luego de maquinar elabora su plataforma (forma de hacer plata) e inicia el proceso de convencimiento (miento convencido) y logra que los incautos le den su boto (botar) de confianza, ya elegidos y posesionados viene el cambio radical (igual al movimiento político) como por arte de magia el primíparo político saca a flote lo aprendido e inmediatamente cambia su celular y sistemáticamente olvida rostros y nombres, se blinda contra saludos, miradas acusadoras y madrazos sueltos, como es natural su maquiavélico plan cada día se fortalece y trepa políticamente gracias a sus triquiñuelas, componendas y negociaciones con sus congéneres politipillos, unos más perversos que otros fijan su mirada bien alto y escalan a niveles centrales, los idiotas útiles y los bobos inútiles se entregan en cuerpo y alma brindándoles todo su apoyo, ceguera total, tomemos ejemplos, Adolfo Hitler fue apoyado y visto como salvador hasta por muchos americanos, solo después de terminada la guerra aceptaron que el tipo era un genocida, Fujimori, acá en la vecindad fue otro ejemplo de vergüenza por la forma como manejo al Perú en contra de su propio pueblo y el resultado ha sido un enjuiciamiento y condena por sus atrocidades, en Colombia estamos en mora de que la justicia se reivindique con el pueblo y muestre la verdadera cara del salvador que más de una vez ha sido denunciado por actos violentos pero que sospechosamente siempre sale limpio de las acusaciones o será que tendremos que esperar pasen por la JEP todos los que alguna vez fueron sus subalternos. La paradoja de personas que argumentando su amor por la humanidad terminan siendo inhumanos.


Loading...
San Pedro Plaza