Luis Enrique, mis nietos no han recibido la navidad

El año pasado los periodistas nos sentimos muy contentos porque el campoalegruno Gobernador se había acordado de nosotros en la pandemia, y es que si a algunos les dio duro la pandemia fue a los colegas.

alt=

El pollo del Parcelero sufrió un trasplante de rodilla en el 2020 y el año pasado el trasplante de la rodilla derecha. No me podía quejar al mono de la pila, solamente dar los primeros pasos en mi Parcela y dedicarme a escribir. Mis hijos pendientes de mi salud no me dejaban reunirme en el centro con Delimiro Moreno, Gerardo Fuentes, Toño Medina, el silencioso Abelardo Medina, Lucia Sánchez o Shakira por temor de contagiarnos de Covid.
Muy pocos fueron los amigos que preguntaron por mi salud, la mayoría fueron del Pacto Histórico para ingresarme a sus huestes.
Dios es grande y en diciembre recibí la llamada del oji azul César Cárdenas, el hermano del Cantalicio (no tiene tocayo) para anunciarme con bombos y platillos que Lucho había destinado una partida para los periodistas y él nos daba la buena nueva. Me alegré porque mis nietos iban a tener regalos de navidad, pero no me apresuré, no preste plata y les dije que en enero les daba su regalito. Pasaron los meses y no los pude invitar en el San Pedro a asado, ni menos llevarlos a ver los Tigres del Norte, cosa que si hicieron los nietos del Pacto Histórico.
No entendemos Kike por qué van 8 meses y esa platica no se nos gira para comprarles el disfraz en octubre. Tanto nos menosprecian a nosotros los comunicadores y comunicadoras en el gobierno. 
Aprovecho la columna con el perdón de Juan Carlos Charry para solicitarle Gobernador nos gire su regalo de navidad del año 2.021. Ojalá me llame el papá de Dulce María para contarme no la muerte de Darío Gómez, sino que nos van a girar en esta semana. La mayoría ya gastaron esa platica por los gota a gota.
Dios bendiga al señor Gobernador, a Clarita, al Mauricio Pascuas y citen pronto a un Consejo de alto turmequé para que nos giren.
Darío Gómez si tiene quien le escriba. – Nadie es eterno en el mundo, solo las deudas de la Gobernación y ojalá interceda Luis Enrique por el regreso de Marbelle a Colombia y el fisco español no encarcele a Shakira.
Nos vemos la próxima semana si Dios quiere y no crece el rio.