Viernes 19 de Abril del 2019

OPANOTICIAS.COM

OPANOTICIAS

Opinión

Le creo a Hollman Morris

Le


Me solidarizo con Hollman Morris. Le creo y apoyo su versión. Entiendo su impotencia cuando una parcializada periodista lo acusa y lo recrimina y el solo pudo decir; “déjeme terminar de hablar, pero déjeme hablar!” y no lo dejo, porque los medios ya condenaron al concejal del movimiento Progresistas.

La exesposa de Morris utiliza esta demanda para descalificarlo, personal y políticamente, en medio de un proceso judicial basado en situaciones íntimas y que, deben ser discutidas únicamente en el ámbito familiar o en otras esferas diferentes a un programa de radio que sirve de represalia política. De esta forma, se juega con la reputación de la gente. Y lo que es peor, sin ningún escrúpulo. Porque quién lo hace, el abogado detrás de la demanda, sabe que la reputación una vez manchada, es muy difícil de reparar.

Es muy fácil acusar a alguien por las redes o en el caso actual, ir a la justicia y decir que ha sido maltratada por un hombre y la justicia le cree. Estas demandas no buscan justicia, sino que son utilizadas como “instrumento de venganza sentimental”, sin importar a quien se puede afectar  y de que manera. En ese sentido, muchas demandas de familia son claramente anticonstitucionales, ya que la mujer acusa y no tiene necesidad de demostrar nada, es al acusado a quien le corresponde la carga de la prueba, a pesar de que la constitución garantizar el debido proceso y eso implica que quien coloca una demanda debe demostrar las acusaciones. Por eso el abogado de Morris dice que la veracidad de los hechos relatados por la exesposa está por demostrarse, y que el concejal ha cumplido con su cuota alimentaria a pesar de ser exagerada.

Es claro que la denuncia de la esposa de Morris hace parte de movimientos políticos de algunos sectores contra líderes izquierdistas; comenzaron con Petro, ahora Morris y van por Gustavo Bolivar. A pesar de eso, Morris tiene palabras amables con su antigua compañera; “Para Patricia Casas toda mi gratitud por ser la mamá de las dos personas, mis hijos, que en este momento son lo que más me preocupa y es por lo que debo velar, por las repercusiones sobre esas dos personas. Esa es mi preocupación”, dijo Morris. Y eso no le importa a la esposa resentida, mucho menos a los medios de comunicación. Lo sucedido en la pareja, es un ejemplo mas del “drama de romper todas las posibilidades de diálogo” y que en cambio se traslado “al escenario de los medios de comunicación y lamentablemente al deseo de llevarme a la cárcel”, como dice Morris.

Igual, Petro pretende apartarse de su compañero, y pela el cobre, dice que el proyecto político que él encabeza, “lo primero es la mujer como madre, como hija, como esposa”, es decir la Colombia Humana no piensa en la mujer como persona, como ser humano, sino que asume una actitud patriarcal. Y hay que superar esa actitud de ver a la mujer con lastima, como victima y apuntarle a la equidad, es decir, apuntarle a la igualdad de oportunidades, a la justicia social y ese comentario de Petro es machista. Pero los medios lo aplauden, era lo querían escuchar y con eso queda justificada Vicky Davila, por que en esa entrevista ella defendio a la mujer, la puso como victima y fue mas prejuiciada  que cualquier Juez de Familia.


Loading...
San Pedro Plaza

mya