Comfamiliar
Opinión

Jugando a la guerra

Jugando


Donald  Trump ha dejado claro en su gobierno, que prefiere a los generales antes que a los diplomáticos.

En ese sentido, ha marginado a los diplomáticos en la toma de decisiones sobre la seguridad nacional y militarizando la política exterior de los Estados Unidos. Es alguien que parece no entender ni preocuparse mucho por la diplomacia y las buenas maneras, incluso su memoria es selectiva. Por eso, preocupa lo sucedido en el último año en su gobierno, ya que entró en una fase de debilidad, básicamente porque perdió las elecciones de mitad de período frente a los demócratas y estos se le han enfrentado, obligándolo a un cierre de gobierno que obligo durante un mes a sectores del gobierno federal a detener sus actividades por falta de fondos y unos 800.000 empleados federales sin goce de sueldo.

Y eso es malo para el mundo. Trump está tan debilitado que necesita algún tipo de éxito. Los generales abandonaron el gabinete y él queda con una tropa de ideólogos muy peligrosos para la paz mundial como el asesor de seguridad nacional, John Bolton, o el secretario de estado, Mike Pompeo. Y ellos con su experiencia de exterminadores, ven fácil una victoria barata en América Latina porque el régimen de Maduro ya no tiene fuerza (Heinz Dieterich, exasesor de Hugo Chávez) Entonces dicen: 'vamos a aprovechar para sacar a maduro, eso puede ser un gran éxito para la democracia y Trump será el responsable de eso'. Así arreció la política contra Maduro. Le confiscan Citgo, le bloquean el financiamiento y amenazan militarmente con la alianza con Colombia y Brasil.

La guerra contra Venezuela no es por democracia, ni por razones humanitarias. Incluso, John Bolton, ha confesado que el golpe de Estado registrado en Venezuela es por petróleo, lo dijo en una entrevista, transmitida por el canal de noticias estadounidense Fox Business, en las que el funcionario estadounidense manifestó que la Administración de EE.UU. está abordando con las empresas petroleras estadounidenses el que produzcan el petróleo en Venezuela. De igual modo, Bolton declaró que para llevar a cabo tal cometido es necesario derrocar al presidente venezolano, Nicolás Maduro, maniobra que definió como una “oportunidad de negocios”. El golpe es petrolero, es por negocios. Y de paso, fortalecen políticamente a Trump.

Las declaraciones de Bolton no deberían sorprender a nadie si no fuera por el poder casi irrefrenable de la construcción mediática que se ha hecho sobre la situación en Venezuela, sin perjuicio de que como hemos dicho muchas Nadie niega que son ciertas la crisis política, la inflación y en creciente menor medida el desabastecimiento, pero que no mientan, el propio Trump ha afirmado la importancia de los recursos naturales de Venezuela, destacando que cuenta con la principal reserva de petróleo del mundo, incluso superando a Arabia Saudita. Y aún así, obvio, los medios insisten en los argumentos de la presunta defensa de la democracia y los derechos humanos, pero no dicen, como en realidad, están cobrando el creer y defender, al pie de la letra, que Venezuela es república soberana e independiente, mientras  Colombia pretende –una vez más– resolver sus contradicciones mediante la violencia institucional, para servicio de otros.


Loading...
San Pedro Plaza

mya