Gustavo Francisco, me quito mi boina Argentina

Me pica la lengua para hablar de política por mi asistencia a la posesión de Gustavo Francisco. Son casi 50 años por tierra, aire y mar en escenarios afines y ese recorrido trae miles de anécdotas.

alt=

Cuando le entregué a la Secretaría de gobierno al cuñado preferido de Julio Enrique, al terminar la ceremonia le dije a Pedrito Moore me llevara en el carro a mi residencia oficial, Pedrito expresó que iba a decirle a Orlando Beltrán si podía. El coloreto esposo de Deyanira era es y yo era el ex. Eso le pasó a Ivancho quien todavía está puto con Petro por lo de la espada. Juliana en la cama se lo advertirá que no se metiera con ese izquierdoso y la costeña Verónica y tenga pa que llevar.

Eso de gobernar es difícil si uno no concerta. Para quien esto escribe y lo he dicho sin vanidad es lo más sencillo. Tres alcaldías y me fue muy bien.

El municipio es una presidencia pequeña y debemos tener en cuenta varios aspectos.

El Alcalde no es de ningún movimiento político sino el Alcalde de toda la región. Siempre debemos responder el teléfono pues todas las llamadas son importantes. Atender en el despacho a todos los que vengan o visitarlos continuamente en su barrio o zona rural .

Debemos ser francos ,decir si se puede o no se puede, con presupuesto en mano .

Si en el bolsillo izquierdo tengo una plata para salud, no puedo gastar la del bolsillo derecho que es para educación.

La ciudadanía debe tener atención privilegiada en los servicios públicos.

Priorizar y comprar en el municipio. Tan fácil que es si vamos adelantar una obra que el 50%la desarrollar el movimiento del Alcalde y la otra mitad los movimientos no afines.

Cumplir con la atención a la gente sobre todo a los campesinos pues ellos también trabajan.

Jugar limpio en las coaliciones pues así se puede enfrentar a una oposición radical.

En el gobierno anterior los aliados fueron convidados de piedra pues las ias quedaron en el gobierno .

No es repartir mermelada es cuidar el queso para sacar adelante proyectos.

En los municipios no faltan los que todos los días permanecerán en una esquina pelando a la administración. No faltan en el gobierno nacional francotiradores como es el caso de Gustavo Bolívar y Ávila a quienes les falta la sensatez para lograr la unidad nacional.

El Ariel Ávila cazó peleas sin ningún motivo con el Centro Esperanza y el cineasta queda mal el despelote en el pacto histórico.

Son conceptos sencillos y prudentes donde se llega con acierto a la meta.

Detectar de primera mano a los corruptos, pues esa energía negativa sala las administraciones.

Como funcionario público nuestra misión es servir a los demás por eso cuando veo que algunos ex pasar íngrimos frente a la gobernación ya la alcaldía comento que ni amigos abandonaron. Cuando les veo departir un tinto aunque no hayan sido de mi afecto me alegro por su gobierno.

Pasar de candidato a la alcaldía no evita asistir como antes a bautizos, primeras comuniones, matrimonios o divorcios. Hay algunos burgomaestres que se esconden sin tener en cuenta que su sola presencia enaltece su mandato.

Voy a esperar los 100 días de Gustavo Francisco para quitarle mi boina argentina que me regalo mi hijo ya que el sombrero suaceño lo volveré a usar en el bicentenario del nacimiento de José María Rojas Garrido en el 2.024.

El Alcalde del Agrado Luis Fernando Murcia va a pasar a la historia con esos actos. Luis Enrique y Gustavo Francisco hay que cambiar la historia del Agrado a partir del 2.023.

Nos vemos el próximo domingo si Dios quiere y no crece el río.