apuestas

OPANOTICIAS

Opinión

¡Feliz día del padre!

Para el año de 1909, hace ya más de cien años, en Estados Unidos de América la joven Sonora Smart Dood, hija del veterano de la guerra civil Henry Jackson Smart, propuso la fecha del 5 de junio - cumpleaños de su progenitor -

¡Feliz
Por: Cristian Renato 20 Jun 2020

Por: Cristian Renato

20 Jun 2020

 

Para el año de 1909, hace ya más de cien años, en Estados Unidos de América la joven Sonora Smart Dood, hija del veterano de la guerra civil Henry Jackson Smart, propuso la fecha del 5 de junio - cumpleaños de su progenitor - para destacar la labor de los papás y de esta manera rendir un homenaje a su padre, ya que su madre murió cuando dio a luz a su sexto hijo, por lo que él se hizo cargo enteramente de la familia. Aunque esa iniciativa no prosperó, luego de 15 años el presidente Calvin Coolidge, en 1924 apoyó esta idea para que, durante un día al año, se declarara el día nacional del padre, y fue hasta 1966 cuando el mandatario Lyndon Johnson firmó un documento que oficializaba el tercer domingo de junio como el Día del Padre en Estados Unidos, el cual como muchas costumbres en materia de fiestas y celebraciones, adoptamos como norma consuetudinaria en nuestro país.

Es una fecha especial donde las familias se congregan, y al igual que el día de la madre, se trata de conmemorar y resaltar la labor del padre dentro del contexto de la formación, entrega y amor hacia los hijos. Es una bonita fecha para honrar y reconocer la labor de la paternidad y la influencia de ellos en la vida de sus hijos(as). El rol del padre en la crianza y formación de los hijos es fundamental en su desarrollo como ciudadano, desde muy niños los padres son vistos como los grandes superhéroes capaces de solucionar los problemas sin importar de qué manera, y a lo largo del crecimiento de ellos, su papel es determinante en la forjación de la identidad y determinación del hijo.     

Mientras nuestras madres irradian dulzura, comprensión y bondad; un padre transmite a su hijo seguridad, temple, carácter y decisión, valores esenciales para afrontar las distintas situaciones que se presentan en nuestra vida cotidiana. Hoy en día y gracias – paradójicamente - a la pandemia, se ha visto que los padres se involucran mucho más con sus hijos, en la educación y en el cuidado, en la crianza, en el aprovechamiento del tiempo libre y en las labores diarias que como padres le asistían, pero que, en ocasiones por falta de tiempo, de ánimo o de interés, dejaban exclusivamente en cabeza de las madres. Ha sido una oportunidad bonita de rehacer y de fortalecer nuestro papel y responsabilidad de ser papás. Es precisamente en este tiempo, cuando nuestros hijos más necesitan sentir el apoyo incondicional, el afecto y acompañamiento de nosotros como padres.  

Todo mi reconocimiento a aquellos padres laboriosos, nobles y abnegados, que con su esfuerzo, sacrificio y tesón, buscan ser ejemplo de vida para sus hijos, a aquellos que no importa la hora ni el lugar siempre están en una constante batalla por darle lo mejor a sus hijos, acciones éstas que la vida se encargará de compensarle en demasía. Aquellas madres, que por circunstancias adversas de la vida han tenido que ser madre y padre a la vez, sin lugar a dudas, merecen especial mención, pues su labor más que loable es “titánica”.

A los que tenemos la inmensa dicha de ser papás, a los que hemos tenido la fortuna de tener un buen padre, a todos los padres de nuestro país, mi cálido saludo y permítanme con absoluta sinceridad desearles un…¡Feliz Día del Padre!

 

 

 


Loading...