OPANOTICIAS

Opinión

En el Huila también hay grandes hombres

5- Rincón de historia

En
Por: Delimiro Moreno 28 Ene 2020

Por: Delimiro Moreno

28 Ene 2020

No es muy adicto el huilense a reconocer la tarea cumplida en el pasado por  sus hijos y les ha escatimado el reconocimiento de “grandes hombres”, en especial cuando ellos  no han sido de  las familias y las ideas dominantes en la peculiar sociedad  que a  lo largo de  la historia se ha implantado en su territorio en consonancia con el sistema capitalista dependiente  y deformado  de Colombia.

La memoria de sus grandes  hombres  -y mujeres-  va desapareciendo; son pocas las biografías que se producen y estas no encuentran muchos lectores.  Entre ellas, recordamos, aparte de las nuestras sobre José María Rojas Garrido, Esteban Rojas Tobar, Joaquín García Borrero, Misael Pastrana Borrero, Jaime Ucrós García, Diego Omar Muñoz Piedrahita, Gabriel González Gaitán y Olga Duque de Ospina, en colaboración esta con otros académicos; la de Alirio Ríos sobre  Reynaldo Matiz; varios autores sobre José Eustasio  Rivera y  Julio Bahamón Puyo; Rubén Ordóñez sobre Rodrigo Lara Bonilla; Reynel Salas Vargas sobre Luis Ignacio Andrade; Jairo Ramírez Bahamón sobre Justo V. Charry; Marta Eugenia López sobre  Guillermo Plazas Alcid, y  acaso una o dos más que no retiene en  este  momento mi carnal disco duro...

 Por esto, aprovechando algunas efemérides, en estos Rincones haremos breves esbozos biográficos de personalidades en cierto modo olvidadas para traerlas  a la consideración de  nuestros amables lectores. Empezaremos hoy con quien fuera el primer Registrador Nacional del Estado Civil, dos veces gobernador del Huila y jurista  notable, Aníbal Cardozo Gaitán, con motivo de los 46  años  de  su muerte, a su79 años, acaecida en Bogotá el 23 de enero de 1974.

Aníbal Cardozo Gaitán había nacido el 22 de enero de 1895 en Baraya, en el hogar formado por Alí Cardozo y Celedonia Gaitán.  Se graduó de abogado en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional y al comienzo de su ejercicio profesional fue funcionario de Minas y Petróleos. Elegido senador por el Huila en 1931, en octubre de 1933 fue nombrado gobernador del Departamento, cargo que desempeñó entre el 23 de dicho mes y el 23 de enero de 1934. En 1935 fue elegido magistrado de la Corte Suprema de Justicia en la que permaneció hasta 1939, año en que el presidente Eduardo Santos lo designó de nuevo gobernador del Huila y ejerció el mandato entre el 23 de junio y el 15 de febrero de 1940. Terminada su administración departamental, regresó a la Corte Suprema de Justicia, a la Sala de Negocios Generales, donde permaneció nueve años más. En 1949 fue designado primer Registrador Nacional del Estado Civil. Fue también Magistrado de la Corte Electoral; miembro de la Dirección Nacional Liberal; de la Academia de Jurisprudencia y del Club de Abogados. Escribió varios libros, entre ellos  El  petróleo en el derecho colombiano, Sentencias y doctrinas de la Corte Suprema de Justicia y Responsabilidad y Juzgamiento de los Altos Funcionarios.


Loading...