¿En Colombia habrá consecuencias electorales en el 2022?

Los partidos políticos alcanzan un 88% de desaprobación, es decir 9 de cada 10 personas no está de acuerdo con los partidos políticos, según la última encuesta de Invamer; hoy con un reclamo social y una protesta social avalada por una gran cantidad de personas y una necesidad de renovación...

alt=

 

Los partidos políticos alcanzan un 88% de desaprobación, es decir 9 de cada 10 personas no está de acuerdo con los partidos políticos, según la última encuesta de Invamer; hoy con un reclamo social y una protesta social avalada por una gran cantidad de personas y una necesidad de renovación, yo pienso que, en las próximas elecciones, debe haber al menos una renovación del 40% del Congreso de Colombia.


¿Y cómo va a ser esta renovación del Congreso? a pesar de que sí, es obvio el tema del clientelismo, el de las estructuras politiqueras, la compra de votos sigue funcionando en Colombia, lo que ha pasado en los últimos días le ha dado un vuelco completo a la percepción que se tiene del país, entonces para los actuales congresistas van a jugar dos cosas en contra:

Primero, la ausencia en la pandemia durante todo el 2020, congresistas completamente alejados de la ciudadanía, no hubo gestión absolutamente de nada de recursos, para acompañar, mitigar, minimizar, tranquilizar o disminuir la incertidumbre de la ciudadanía y segundo, definitivamente las redes sociales, van a seguir siendo absolutamente importantes para este momento, han servido para reaccionar, compartir, denunciar y visibilizar la realidad en las regiones.

A pesar de la incertidumbre, según lo registra la tercera medición de la gran encuesta nacional de jóvenes realizada por la Universidad del Rosario, El Tiempo y Cifras & Conceptos, el 87% de los jóvenes considera que el voto es el instrumento para generar las soluciones que el país requiere y la mejor manera de transformar esta sociedad. Se destaca que el 89% de los jóvenes manifiesta que votará en las próximas elecciones de 2022.

Es claro que la rabia, la indignación que sienten los jóvenes no es cosa pasajera, es una emoción que tiene profundas raíces y por ello cuando se les preguntó ¿De qué manera fue convocado a movilizarse?, las respuestas fueron claras, por redes sociales 58%; por iniciativa propia 58%; por grupos de amigos 48%.

Los jóvenes lograron unir a la mayoría de colombianos para decirle No a una reforma tributaria, ahora los jóvenes tienen el poder para cambiar sustancialmente el Congreso de la Republica.

Los jóvenes deben canalizar toda esa energía, inteligencia y sobre todo la indignación, porque si quieren hacer grandes cambios, tienen que renovar el sistema desde adentro, es decir, deben involucrarse en la política, competir y llegar a los cargos de elección popular para producir los cambios que necesita el país que tanto amamos.