apuestas

OPANOTICIAS

Opinión

Economía cafetera….para reflexionar

En nuestra Tertulia Virtual La Gruta cultural tuvimos invitado como expositor para este tema al Dr Rigoberto Ciceri quien exhibe una amplia y confiable experiencia como líder cafetero ya que fue muchos años Director Ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros del Huila

Economía
Por: Mai Editor 12 Sept 2020

Por: Mai Editor

12 Sept 2020

 

En nuestra Tertulia Virtual La Gruta cultural tuvimos invitado como expositor para este tema al Dr Rigoberto Ciceri quien exhibe una amplia y confiable experiencia como líder cafetero ya que fue muchos años Director Ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros del Huila y de las principales cooperativas, inclusive asesor de la Federación Nacional de Cafeteros ;además de ser un reconocido líder cívico, ex alcalde de Garzón y participante de múltiples actividades empresariales .Nos aportó importantes cifras : el café ocupa más de 900 mil hectáreas que ocupan a 540 mil familias, generando más  de 850 mil empleos directos  con una producción promedio anual de 7 billones  con valores antiguos del dólar lo cual podría ser este año significativamente mayor. Esto nos da una idea del significado para los  más de dos millones de colombianos que viven del café resaltando entonces su extraordinaria  importancia como fuente económica y  de creación de  tejido social. Nuestro departamento del Huila ha venido aumentando poco a poco su participación en la producción nacional ocupando en este momento el primer lugar con un 18,33%, por encima de otros tradicionales productores como Antioquia (14,97%),Tolima (12,82%),Cauca (9,93 %) y Caldas (8,27%).Por otra parte nos explicó la manera como se han venido articulando los distintos organismos que tiene que ver con este cultivo siendo la Federación de Cafeteros fundada en 1927 , Cenicafé en 1938 , la Planta de Liofilizado en 1973 y las Tiendas de Juan Valdez en el 2002. Se reportaron 320 tiendas distribuidas en muchos países (pero la mayoría en Colombia ,262) con la modalidad de franquicia, pero con una muy débil penetración en mercados estratégicos como Europa (solo hay 3 tiendas en España) y Estados Unidos (sólo hay 8), mientras que en China no hay ninguna. Frente a la competencias que es sobre todo Starbucks que cuenta con la increíble cifra de 31.256 sucursales, esas si esparcidas por todo el mundo. Es decir pasaron entre 50 y 70 años para que nuestra dirigencia cafetera comenzara a tratar de darle un valor agregado a nuestra cosecha de café para no seguir simplemente como exportador de materia prima para que se lucren las tostadoras multinacionales aun cuando este esfuerzo todavía es muy lento habida cuenta del mercado internacional del café donde prima el precio y el volumen y no la calidad que será nuestro mejor argumento para ganar posiciones. El Dr. Ciceri nos ilustró de la enorme importancia del café en nuestro departamento dado que hoy 35 de los 37 municipios producen café con una extensión de ciento cincuenta mil hectáreas con 110 mil predios (evidencia de marcado minifundio)que generan más de 120 mil empleos directos para más de un 60 % del PIB agropecuario departamental. Pero además del acelerado crecimiento de la economía del café en el Huila quizás lo más admirable que nos reseñaron fue el nuevo formato de de empresa cafetera basada en un intrincado y eficaz conglomerado de pequeñas y medianas asociaciones que le permiten a los pequeños caficultores participar mancomunadamente con sus vecinos y veredas en actividades de la recolección, trilla y hasta mercadeo,  y con la asesoría permanente del Comité de Cafeteros pues se logra una eficaz acometida solidaria . Así se ha llegado a todos los municipios productores con una amplia participación de género pues las mujeres han obtenido una gran facilidad de asociación. Por otra parte se ha logrado la construcción de dos importantes trilladoras, la de Garzón y Pitalito y la consolidación de las cooperativas que permiten comprar el café por encima del valor promedio de 1 millón 270 mil hasta 1 millón y medio por carga de acuerdo a la calidad y a las variedades mejoradas que comienzan a ofrecerse en micro lotes ; con la ventaja que se obtiene un contacto directo con los compradores extranjeros que ahora son visitantes frecuentes de nuestras fincas .Este panorama se engrandece cuando nos comentaron sobre el proyecto de un centro de estudios tecnológico  del café en Gigante así como la atracción turística en San Agustín con la Granja cafetera. Y en pronto tiempo la construcción de cuatro centrales de beneficio en el norte, sur, occidente y oriente del departamento con lo cual quedaría la parte básica de la economía junto con la asociatividad en condiciones de emprender un paso más allá para generar una verdadera agroindustria. Al darse curso a la participación de los contertulios se escucharon interesantes planteamientos. Uno de los problemas de ser exportadores de materia prima no nos permite buscar variedades exóticas como el café tipo geisha o bourbon que en cierto momentos se logran vender en más de mil dólares la libra de café como en el caso de la Finca San Alberto del eje cafetero donde se cultiva esta variedad. O sea que ese café se vende 750 veces más caro que nuestro café común ( a 1,33 dólares la libra) teniendo iguales posibilidades de sembrarse. Se nos informa que ya hay varios caficultores cultivando estas nuevas variedades exóticas pero pensamos que debiera masificarse para mejorar sensiblemente las entradas de nuestros cultivadores. También se comentó el desplazamiento de los cultivos a tierras de mayor altura por el calentamiento global lo cual significa que nuestro departamento con dos laderas montañosas si no hay un estricto seguimiento al cuidado de las fuentes hídricas podríamos generar grave agotamiento como ya se comienza a notar .Además porque  las nuevas variedades de semillas han aumentado la capacidad de siembra por hectárea hasta 7mil  arboles pero sin sombrío y con un muy alto consumo de agroquímicos lo cual sin duda aumenta la productividad pero empobrece los suelos sirviendo nuestra agricultura de cómodo negocio de las multinacionales que nos venden muy caros esos insumos sin que el gobierno se atreva a intervenir dicho mercado supuestamente por no limitar la libre empresa. Inaudito argumento cuando ya comienza la invasión de productos agrícolas por los TLC que en forma irresponsable acabará con nuestra condición campesina pues nos llegarán muy baratos a precios subsidiados por su gobierno. Es evidente también que la sociedad moderna reclama productos de origen orgánico sin que veamos un incentivo real para que cambiemos los agroquímicos costosos por las fórmulas orgánicas que inclusive en nuestro departamento tenemos de muy amplia calidad pero poco uso. Queda la inquietud de que es necesario reformular la política nacional agraria ya que la caficultura con cerca  de un siglo de actividad debe direccionarse como una verdadera agroindustria que supere los esquemas artesanales con los cuales ha sobrevivido para lo cual nuestro departamento puede aportar importantes experiencias gracias al arduo trabajo del gremio cafetero.

 

 

 

 


Loading...