Comfamiliar Comfamiliar
Opinión

Como que ya es hora de estrenar la conciencia!

ENTRE CHISTE Y CHANZA

Como
El Colombiano Por: Armando Aldana 27 Agos 2019

Se le quiebra una sola hojita a una de las plantas de mi jardín, y créanme que se me parte el alma, siento como si se tratara de la fractura más delicada de una de las extremidades de mi cuerpo y hasta me he puesto en la tarea de entablillarla buscando que se suelde de nuevo.

Imagínense lo que he podido estar sintiendo por estos días, cuando se conoce que no es una sino millones de ellas y de todas las especies, a las que no solo se les están partiendo las ramas.

Desaparición vegetal, animal e hídrica por toneladas y para siempre, desolación y lágrimas derramadas por nuestro planeta inconsolable, una verdadera tragedia ecológica que le entierra un puñal en las entrañas y más exactamente en el pulmón al  globo terráqueo: La Amazonía.

Mi pregunta es…¿ hasta cuándo vamos a seguir  asesinando montañas o bosques y metiéndole candela al monte como entona la canción, con el pretexto de sembrar cultivos lícitos o ilícitos(no importa, no hay disculpa) o lo más grave convirtiendo los verdes panoramas en desiertos implacables para darle rienda suelta a la quemadora extracción petrolera?.

¿Nos vamos a seguir haciendo los pendejos dejando las fogatas encendidas y el reguero de plástico y basura en los sitios donde realizamos nuestros paseos de olla, o portándonos como animales tirando la colilla del maldito cigarrillo si apagarla, y todo como si nada?

Da tristeza y de la más enconada y sentida y causa profundo y tétrico dolor de madre o pacha mama, sentirse uno como pisoteado en ese sentido, cuando ve que por muchas campañas y recomendaciones del tipo naturalista que se hagan…a la gente como que le entra por uno y le sale por el otro.

Lo preocupante es que esta  desesperante situación de calentamiento global, ya no es una amenaza sino más bien una obligada forma de vivir,   que como van las cosas y de no parar ya…nos va a dejar como chicharrón crujiente y listo para servir.

Cerrando ya este escrito hecho con los impulsos dictados por mi arrugado corazón y echándole mano a los últimos kilos de esperanza que nos quedan en esta materia por lo renuente de la gente a cambiar y mejorar su esencia, me permito decirles que este no es un tema para tomar ENTRE CHISTE Y CHANZA… COMO QUE YA ES HORA DE ESTRENAR LA CONCIENCIA!


Loading...
San Pedro Plaza

Comfamiliar