¡Aprovechemos a Vladimir!

alt=

¡Aprovechemos a Vladimir!


Hay veces que la provincia está tan distante del poder central, que la información, hechos y gentes, se escapan a nuestros más sesudos pronósticos e imaginarios. Veamos:

A escasos días de su elección y en medio de la euforia de los colombianos que votamos por Gustavo Petro; el Presidente electo sorprendió al país con el nombramiento de ministros y altos funcionarios del gobierno, que nunca jamás estaban en las cábalas de nadie; y el huila no fue ajeno a esas sorpresas: El presidente Petro, informa a Colombia y al mundo, que la persona de su confianza para dirigir la Oficina Jurídica de Palacio y el gobierno en general, es el abogado Huilense Vladimir Fernández Andrade, encargado DE salvaguardar la seguridad jurídica de todos los actos del gobierno, y de dirigir la orquesta  jurídica de la casa de Nariño y el gobierno en General. Plop!

 

El nombramiento de Vladimir, nos dejó con la boca abierta a todos los huilenses, que no teníamos ni la más remota idea, que un hijo nuestro, formado profesionalmente en la universidad externado, fogueado a nivel regional y nacional en las grandes ligas del litigio, consultorías y asesorías jurídicas; fuera el hombre de confianza del presidente de la República.

La designación del doctor Vladimir Fernández Andrade, como Secretario Jurídico de la Presidencia de la República, es de esas oportunidades pocas veces vista en nuestra historia regional, que nos impone a todos, léase al gobierno departamental, la clase política, los Gremios, empresarios y demás fuerzas vivas de la sociedad, prepararnos para que semejante designación y cercanía presidencial, sea la gran oportunidad del huila, para hacer realidad las más significativas apuestas de inversión y desarrollo regional, que podamos mostrar como legado del Presidente Gustavo Petro y el gobierno nacional, para el departamento del Huila. Este es un mensaje de tal magnitud, que nos obliga a estar a la altura del momento histórico que vive el país y con la oportunidad servida, para estructurar grandes inversiones y proyectos de desarrollo regional, que nos permitan mostrar con orgullo regional, que valió la pena, en medio de tanta adversidad cultural y política en nuestro departamento, haber votado por Gustavo Petro.  Ahora, si hacemos una revisión tranquila, de la participación de huilenses en altos cargos designados por el presidente Petro, tampoco es que nos haya ido mal. Miremos: Petro Nombró al doctor Jaime Dussán Calderón, oriundo de la Plata, como presidente de Colpensiones; nombró al doctor Dagoberto Quiroga Collazos, oriundo de Santa María, como Superintendente de Servicios Públicos; nombró al doctor Gerardo Vega Medina, oriundo de la Plata, como director de la Agencia Nacional de Tierras y seguramente vendrán más nombramientos del primer orden. ¿Que nos toca hacer? ¡Pues unirnos y colocarlos al servicio de la causa huilense!    

 

Propongo un gran homenaje regional, a estos destacados huilenses, por su nombramiento en altos cargos del gobierno nacional.

 

Óigase bien:

 

¡Una palabra de Vladimir al oído del presidente de la República o una llamada de Vladimir a un ministro o alto dignatario del gobierno, en favor del huila, valen más que mil papeles!

 

Contrasentidos:  

 

1. Las fuerzas “vivas” del departamento, le dirigieron una carta al presidente Petro, reclamando como un derecho apenas natural, que el huila debía tener derecho a postular a un ciudadano de nuestro propio seno, para ser elegido Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros, pero la carta no fue firmada por ningún miembro del comité Departamental de Cafeteros, ni mucho menos por algún parroquiano de los comités municipales del gremio.

 

2. Nos fuimos a hablar a Planeación Nacional, para que el gobierno Nacional nos diera un mejor trato presupuestal; y nos cuentan que el departamento como cualquier parroquiano, llego a cumplir la cita, ¡con las manos vacías!

 

3. En pleno gobierno del Cambio, por poco elegimos seguir por lo mismo en la facultad de Salud, de la Universidad Surcolombiana. A los líderes del Pacto Histórico, a los representantes del Ministerio Educación y Del presidente de la República, en unión con los sectores alternativos de la Usco con asiento en el Consejo Superior, les corresponde cerrar filas para elegir una persona de las más elevadas condiciones y trayectoria al interior de la USCO, como Decana o Decano de la Facultad de Salud.