Lideres en innovación en el mundo 2021: El “Milagro Coreano”

Una pandemia sin antecedentes puso a prueba a todos los países del planeta en relación con su sistema sanitario, la capacidad de la ciencia para inventar la vacuna contra el covid 19 y la era de la virtualidad para todas las actividades de la economía, los servicios y sobre todo la Educación virtual y la innovación.

alt=

 

Los avances de los países del Asia Pacifico son importante no solo por el liderazgo en la escena mundial sino el papel jugado por la Educacional C&T e Innovación y el plan estratégico de sus políticas.

De acuerdo con el Índice de Países más Innovadores del Mundo en 2021, publicado por Bloomberg, la economía más innovadora del planeta es Corea del Sur que logró un puntaje de 90,49 sobre 100 posibles, (destronó a Alemania que cae al cuarto puesto con 86,45 puntos). En Latinoamérica el listado está encabezado por Brasil, (puesto 46), Argentina, (puesto 51), Chile (54), el último fue Uruguay (lugar 56).

El índice Bloomberg se realizó con los datos de 200 economías del mundo. Sin embargo, 89 países no reportaron la información en seis de las categorías de análisis, que incluyen el Gasto en Investigación y desarrollo, patentes, la capacidad de fabricación y la concentración de empresas públicas de alta tecnología. Por esta razón, fueron descalificadas como fue el caso de Colombia.

El top  de las más innovadores lo completan: Singapur,(segundo lugar con 87,76 ), registrando un gasto en investigación y desarrollo que representa 17% de su PIB.En el tercer lugar aparece Suiza, con 87,60 puntos, por el desempeño de las empresas dedicadas a prestar servicios públicos de tecnología y un registro de 18 patentes .El puesto cinco lo ocupa Suecia, con  86,39 por su notable desempeño en el valor de la manufactura que, representa 21% frente al PIB del país, y 21 patentes presentadas. En las posiciones del seis al 10 se ubican: Dinamarca, con un puntaje de 86,12; Israel, el líder en vacunación a nivel mundial, con una puntuación de 85,50; luego Finlandia, que logró 84,86 puntos; en el lugar nueve apareció Holanda con 84,28 puntos sube cuatro puestos respecto al 2020.Austria es decimo con 83.93, cierra este grupo.

Según el informe, los esfuerzos de los gobiernos para contener la pandemia, la transformación de la infraestructura digital y la implementación de la inteligencia artificial, han permitido que las economías puedan avanzar en medio de la crisis y haya resultado efectivos en materia de vacunas. Véase la siguiente gráfica:

Fuente: Índice Bloomberg 2021

Uno de los puntos más importantes de este ranking, desde que se realiza el índice anual, es el hecho de que Estados Unidos no logró clasificar dentro de los primeros 10. Este año ocupo el lugar número 11, con un puntaje ponderado de 83,59 y una caída de dos lugares respecto a 2020.

Pese a ello, Estados Unidos reportó uno de los porcentajes más altos en materia de ingreso a la educación terciaria, llegando a 47% sobre el total de su población, además de tener el porcentaje (32%) de investigadores y profesionales doctorados más alto entre los primeros 11 países del mundo. La situación de Estados Unidos se debe, principalmente, a que los resultados en el área de educación superior no fueron competitivos frente a las demás economías. Agreguemos, las políticas migratorias de Donald Trump, y luego el cierre de fronteras por la pandemia, impidieron el ingreso de gran parte de estudiantes extranjeros que, básicamente, enfocan sus estudios en áreas de ciencia y tecnología.

Por otro lado, el informe ubicó la economía China en el puesto 16, cayendo un lugar frente a 2020, con un puntaje de 79,56 y un destacado desempeño en productividad y concentración de investigadores capacitados.

Finalmente, Bloomberg señalo que la disputa tecnológica entre Estados Unidos y China es uno de los factores que más incide en el estancamiento de la innovación entre los dos países, pues sus duras políticas no permiten el intercambio de insumos necesarios.

El “milagro coreano”

Corea es el país que mejor ha gestionado el Covid19 basado en “un nuevo modelo adecuado para un mundo globalizado” con capacidad de diagnosticar, que ubica el foco de contagio de manera rápida y precisa, acompañado de una moderna infraestructura sanitaria, sus tecnologías de punta y mucha transparencia.

Sus indicadores sociales son muy dicientes: Crecimiento de la población (2018): 0,39%, Tasa de natalidad 0.92, Tasa de mortalidad 6.3 por/1000 htes). Esperanza de vida al nacer: 82,63. Indicador Desarrollo Humano: 0,906 (puesto 22).

 PIB a precios corrientes (millardos): US$ 1.572 (2018). PIB per cápita (2019) US$ 31.754. Tasa de analfabetismo: 1,2%. Coeficiente GINI: 0,316 (2018). Puesto 28 de 156 países según la Oficina Nacional de Estadística de Corea.

La economía coreana se contrajo en 2020 un 1% consecuencia de la pandemia de Covid-19, con una inflación del 0,5% y un desempleo de apenas del 4,9%, siendo uno de los países desarrollados que mejor afrontó la crisis. Las perspectivas para 2021 son mejores, el FMI ha revisado en abril de 2021 al alza sus previsiones estimando que la economía coreana crecerá un 3,6% este año. El Presidente Moon ha anunciado un crecimiento próximo al 4%.

 Estos índices envidiables, no ocultan problemas estructurales de la economía como una cierta pérdida de productividad y competitividad (excesiva regulación del mercado, rigidez salarial del mercado laboral), envejecimiento de la población y las limitaciones de las redes de protección social.

Pero, como explicar este salto en solo siete décadas, de una nación arrinconada por el imperio japonés primero, luego durante la segunda guerra mundial repartida por las potencias ganadoras entre la Corea del Norte, bajo la tutela de la URSS y la Corea del Sur con ocupación militar de USA, y después de la guerra de Corea (1950-1952), finalizo como el segundo país más pobre del mundo.    

La respuesta la da la disciplina de sus gentes, la ética frente al trabajo heredada de la filosofía confuciana que puso en macha un modelo de sustitución de importaciones, subsidios a la producción de bienes sustitutos y aranceles a las importaciones para proteger la incipiente industria nacional (empresas chaebols). Estas son un conjunto de firmas formalmente independientes bajo un mando familiar administrativo y financiero común que   significa “grupo de riqueza”.

Hay consenso en que cumplen tres características: debe estar compuesto por muchas empresas filiales operando en diversas industrias, existe una familia dominante que controla el grupo, y la empresa como grupo representa un porcentaje importante de la economía nacional. Trabajan en cooperación con el estado que las protege y subsidia tal es el caso de Samsung, Hyundai y Lotte entre otras.  Pero el factor definitivo que les permitió superar pobreza, desempleo y dependencia de las importaciones, es la Educación y la enorme inversión en ciencia y tecnología que hoy las coloca como líderes en las tecnologías de punta y con una mirada a largo plazo.

 En estos países la etapa de la Revolución Industrial (máquina de vapor y el petróleo) quedo atrás mientras la Revolución Digital avanza teniendo como centro la producción masiva de circuitos lógicos digitales y su uso generalizado, incluidas la computadora digital, el teléfono celular digital, e Internet. China Corea, Japón y Singapur, entre otros, están a la vanguardia de los cambios globales en el siglo XXI.

En América Latina, en particular, la pobreza, la desigualdad, una infraestructura digital deficiente y la escasez de recursos altamente calificados en informática conspiran contra el avance tecnológico de la región.

Algunos países latinoamericanos muestran aptitudes destacadas en el ámbito de las tecnologías de vanguardia o de frontera, incluye las áreas de big data, Blockchain, Internet de las Cosas , la robótica, la 5G, la energía solar fotovoltaica, la impresión 3D, la edición genómica, los drones y la nanotecnología. Según un estudio reciente, Brasil es la economía de la región mejor preparada para transitar a estas tecnologías, con un índice del 0,65, de un máximo de uno. Chile, México y Costa Rica también alcanzan un nivel medio-alto de preparación, superior al 0,5. Las ocho naciones incluidas en este gráfico de Statista son las mejor preparadas, alcanzando o superando la media global, que se ubica en un 0,44.

Fuente: Technology and innovation Report 2021 – UNCTAD

Entenderán nuestros políticos que aspiran a la Presidencia o al Congreso la importancia de la C&T e innovación? Esperamos no escuchar la respuesta ¿De qué me hablas viejo?