El Pacto Histórico y sus candidatos

En las inscripciones para participar en las elecciones a los Consejos Municipales y Locales de Juventud, no se presentó ninguna lista con la muchachada de la Primera Línea.

alt=

 

A pesar de que el registrador nacional, Alexander Vega, dijo “si el grupo de la Primera Línea quiere participar, está totalmente abierta la posibilidad. Estamos buscando que todos los jóvenes participen en política, se les darán todas las garantías para que lo hagan activamente”. Tampoco vi a los jóvenes de la USCO, con listas en este proceso. Si vi algunos barristas en la lista del alcalde Gorky, aunque me dicen que los metieron por afinidad familiar, igual, no es un vocero de la Primera Línea y uno recuerda algo que se decía, que este movimiento tenía que ir más allá; organizarse y hacer política, o si no, se corría el riesgo de perder lo ganado en la calle. Y ahora, con el cuento de los precandidatos del Pacto Histórico, donde se supone que ellos iban a estar, ¡¡tampoco están!!

Claro, la cacería por parte de los organismos de seguridad de los muchachos y sus voceros, que ya ha dejado más de 140 detenidos en el país, pertenecientes al colectivo que ha estado al frente de las movilizaciones para proteger a los manifestantes de la represión de las fuerzas de seguridad, ha hecho que muchos estén escondidos cuidando sus vidas. Y uno piensa que ese vacío, igual la ausencia de muchos líderes sociales, ha sido aprovechada por mucha gente para postularse como una alternativa política, pero en realidad sin tener mayor trabajo de base, sin tener mayor compromiso con la lucha de los necesitados, vendiendo la idea del cambio generacional y la necesidad de gente joven en estos procesos electorales. Y diría igual, no creo que esa propuesta de abrir los espacios, estimulando la participación de la gente sea lo mejor, ya que deberían ser las comunidades quienes postulen.

Y en un departamento tan diverso y tan complicado como el nuestro, en donde la pobreza ha incrementado casi el 5% en este tiempo, ubicándose ahora en el 55.6% de pobreza en el departamento y en donde solo en Neiva, la informalidad laboral ha superado el 53%, no podemos caer en las torpes propuestas por ejemplo, de fomentar el “emprendimiento” que impulsa el gobierno, sino en generar opciones concretas del fortalecimiento del sector productivo. ¿Como hacerlo? ¿Cuál sector? Por eso, hay que andar con mucho cuidado, porque la postulación de un candidato es una decisión que obliga a todos los miembros del Pacto Histórico y concluye con la movilización efectiva del movimiento. Esa decisión es legítima y vinculante una vez que se toma, ya que todo el Pacto debe colocarse detrás del candidato y movilizarse en su favor.

Por eso el debate interno, la discusión de las propuestas es algo lógico y no las imposiciones personales. Pero igual surgen preguntas, ¿Quién elige a los candidatos: los ciudadanos, ¿todos los miembros del Pacto Histórico o sólo algunos?; sigue otra pregunta, ¿Cómo son nominados los candidatos: por procedimientos de votación de los movimientos, de los militantes, ¿de ambos o son directamente designados por algún comité? ¿Éstos son mecanismos inclusivos o excluyentes? Y si este mecanismo ya está, hay que hacerlos públicos. Y sobre todo hacerlo ya. No olvidar que en el año que queda Duque va a manejar dos líneas de acción: robarse todo lo que puedan, desocupar la casa y la caja, como esos inquilinos que se van malamente y se llevan los grifos, los baños, las persianas, lo que puedan…en esas anda la banda de Duque. 

También andan en la segunda línea; una guerra sucia total, descarnada contra la oposición. Montajes judiciales con pruebas falsas y falsos testimonios, campañas de desprestigio a punta de mentiras y calumnias en medios prepagados por el poder, amenazas de muerte, atentados. Todo lo ilegal, todo lo sucio y lo mafioso lo están utilizando para intentar evitar ser derrotados. Por eso, he colocado mi firma en una carta abierta de un grupo de ciudadanos preocupados por el rumbo del Pacto Histórico, me acojo plenamente a lo dicho ahí; “ponernos de acuerdo en la lista de Cámara única, integrada por hombres y mujeres de reconocida probidad moral, capacidad intelectual, compromiso de lucha social y que no hayan ostentado representación política desde los partidos tradicionales”.