¿Se justifican las marchas pacíficas?

Definitivamente este país macondiano en medio de su pobreza extrema no hay necesidad de cosquillas para reírnos.

alt=

 

Llamar a la homicida reforma  tributaria  Ley de solidaridad  sostenible,  no sale  sino de la mente atrofiada,  maquiavélica y aguada del  ministro  Carrasquilla, célebre en Colombia por comprar huevos a $ 1.8OO la docena.

El pueblo emberracado   desde el miércoles está protestando y las llamadas marchas pacíficas las han aprovechado los vándalos, la delincuencia y los desadaptados sociales para saquear almacenes  y  entidades bancarias, quemar buses, carros, motos, incendiar atrozmente a policías,  asesinar al Capitán Jesús Alberto Solano, atacar a los manifestantes, robarlos  y aprovechar la pasividad de   la marcha para hacer  de las suyas. En medio de la pandemia y la hambruna  quedar más miserables porque no hay dinero para pagar los daños, surtir sus negocios, pagar los  servicios. El gobierno anunció rebajas para los estratos más bajos y fue otra alarma falsa, están llegando más caros. Pagan justos por pecadores  ante el salvajismo animal. Los  marchantes deben  hacerse sentir para que la protesta alcance sus objetivos. No hay derecho somos más los buenos y debemos cerrarles el paso a los violentos.

Los vándalos aprovechan la ocasión. Vale  la pena seguir   con las marchas  o buscar otra manera de protestar.

La terquedad e incapacidad de Iván está incendiando al país con decenas de muertos. No hay que dorar la píldora y eso lo saben los analistas  y en mano de los candidatos está reducir el Congreso. Treinta senadores menos y 50 representes menos.  Como campesino soy malo para las cifras,  80 parlamentarios menos  a 60 millones por cabeza con todas las arandelas, en el mes nos da una cifra colosal y al  año megacolosal. En los cuatro años es billonario lo recaudado.

Calculamos que más de cincuenta mil  colombianos tienen inmuebles avaluados en más de  mil millones de pesos cada mansión  y otra cifra billonaria entrará  al presupuesto por impuesto predial. Más impuestos para los bancos, más impuestos para las riquezas multimillonarias. La evasión atajarla y la corrupción cortarla de raíz.

Rosita si tiene quien le escriba.- Cocacolos por los años setenta bailábamos en la casa de Chucho HOYOS Y rosita en Gigante, con Festival en Guararé, la india motilona, ojos indios y los sabanales. En estos días Rosita nos abandonó y se fue a reunir con Chucho. La recordamos con cariño nos solidarizamos con Albenis, Biley, Mary y Chucho, yernos, nuera y nietos.

Nos vemos la próxima semana y ojalá los vándalos ya hayan parado con sus desmanes a la clase pobre que son los que sufren ante sus atropellos si Dios quiere y no crece el río.