Análisis de los periodos personales en la USCO

La controversia, es producto de la negación de algunos del Consejo Superior Universitario de reconocerle a la docente Nidia Guzmán el tiempo que ella estuvo fuera del cargo como rectora de esta Casa de Estudios.

alt=

Por estos días, se habla mucho de si el periodo de los rectores en la Universidad Surcolombiana, es personal o institucional. La controversia, es producto de la negación de algunos integrantes del Consejo Superior Universitario de reconocerle a la docente Nidia Guzmán el tiempo que ella estuvo fuera del cargo como rectora de esta Casa de Estudios. La Corte Constitucional en Sentencia de Unificación (SU 261/2021), le ordenó al Consejo de Estado, emitir un nuevo fallo y terminar con la vulneración de los derechos fundamentales alegados mediante una Acción de Tutela.

El nuevo fallo fue emitido y el Consejo de Estado levantó la suspensión con sentencia del 18 de noviembre de 2021 y ordenó lo siguiente: “levantar la suspensión provisional de los efectos del acto acusado”. La resolución 020 del 04 de octubre de 2018, perdió fuerza ejecutoria, es decir, dicho acto dejó de ser obligatorio y producir efectos jurídicos luego del auto del 23 de octubre de 2019 cuando quedó ejecutoriado el fallo de única instancia, situación que jurisprudencial y doctrinariamente se denomina “decaimiento del acto administrativo”, pero volvió a cobrar vida jurídica a partir del 26 de noviembre de 2021, cuando la funcionaria reasume las funciones.

Y es que el mismo Consejo de Estado en su momento indicó lo siguiente: “Concluye la Sala que el Estatuto General de la Universidad Surcolombiana no estableció un periodo de carácter institucional sino personal, por lo cual aclara el numeral segundo de la parte resolutiva de la sentencia en el sentido de señalar que la Universidad deberá iniciar el nuevo proceso para la elección del rector según lo dispuesto en las normas estatutarias”.

Lo importante de precisar es que cuando se suspende un acto administrativo, el término deja de correr, a partir del momento en que sucede el hecho que la genera, y sigue contabilizándose, después de superada dicha circunstancia, como en el caso de la profesora Nidia Guzmán, ella reasume el cargo de rectora el 26 de noviembre de 2021, a partir de ese momento continúa su periodo personal hasta completar los cuatro (4) años.

En tales eventos, una vez superada la imposibilidad transitoria y sobreviniente, el término del respectivo periodo tiene que seguirse contabilizando, teniendo en cuenta el tiempo que el mismo servidor público hubiera ejercido inicialmente el respectivo cargo, siempre y cuando no haya sido designada otra persona en su remplazo.

Es importante indicar, que, en el periodo personal o subjetivo, el inicio del término depende de la fecha de posesión del nombrado o elegido, de tal manera que el momento de finalización o vencimiento del periodo está sujeto, en principio, a la fecha de posesión de aquel. No obstante, cuando se produce la falta absoluta de estos servidores públicos, inclusive como resultado de la declaratoria de nulidad de su elección, y, como consecuencia de esta situación, se hace necesario nombrar o elegir a otra persona, en su remplazo, el nuevo funcionario que sea designado inaugura un nuevo periodo individual, a partir de su posesión, de tal manera que el tiempo por el que puede ejercer el cargo es completamente independiente de la fecha de posesión del servidor público que lo precedió, o del lapso por el que este hubiera ocupado la respectiva posición. En el caso de la USCO, no se ha nombrado a otro rector en propiedad después de la profesora Nidia, razón por la cual, una de las formas de reparar en algo la afectación generada por el Consejo de Estado, es restableciendo el tiempo para el cual ella fue elegida, un periodo personal de cuatro (4) años.

Al hacer un recorrido histórico por los recientes rectores en propiedad de la USCO, puede advertirse sin temor a equívocos, que los periodos son personales. El docente Eduardo Pastrana por ejemplo, fue elegido para un periodo de cuatro años (2010-2014), luego que se nulitara el nombramiento del docente Hernando Ramírez Plazas por una demanda de nulidad electoral ante la Sección Quinta del Consejo de Estado, interpuesta por el señor Karol Mauricio Martínez en el año 2008, el mismo que demandó a la docente Nidia Guzmán diez (10) años después. Una vez se nulita su designación, el Consejo Superior Universitario convoca a nuevas elecciones para un periodo completo, Pastrana Bonilla no llegó a completar el periodo de Ramírez Plazas, inició uno de cero por cuatro años.

De otra parte, cuando Pedro Reyes fue elegido rector para el periodo (2014-2018), una vez terminó sus cuatro años, tuvo que asumir en encargo quince (15) días más, teniendo en cuenta que el cronograma de elección para su sucesor, fue interrumpido por una acción de tutela interpuesta por el docente Alberto Polanía, quien no cumplía los requisitos para el cargo, razón por la cual el nombramiento del rector siguiente a Reyes Gaspar se retrasó, y es finalmente, es el 27 de septiembre de 2018 que la docente Nidia Guzmán arrasa de manera contundente en las urnas para otro periodo personal de cuatro (4) años, el cual fue suspendido por una decisión judicial, pero subsanada luego de tres años de batalla en los estrados, entonces su nombramiento vuelve a surtir efectos desde el 26 de noviembre del año 2021, de ahí en adelante hasta que se complete el tiempo de su periodo personal tal y como lo decidió la comunidad universitaria y como lo ha indicado la historia, la doctrina y la jurisprudencia.