Uno de cada tres docentes no podrá votar en la USCO, pero los muertos sí

Personas que fallecieron en el último año aparecen habilitados para votar, mientras que 300 docentes fueron excluidos.

alt=

 

Se prendieron las alarmas de posible fraude electoral en las elecciones de la Universidad Surcolombiana para elegir Rector y que se  realizarán el próximo 18 de marzo. Luego de conocerse el listado de censo electoral de la Universidad Surcolombiana, expedido por el Comité Electoral en cabeza del presidente Rubén Darío Valbuena, ya aparecieron los primeros escándalos que han despertado suspicacias al interior de la institución.

 

Docentes excluidos

Por un lado, cerca de 300 docentes de la Universidad Surcolombiana no podrían votar, lo que representa un 30% de los más de 900 profesores que laboran en la institución.

La decisión se dió tras a una petición realizada el pasado 6 de marzo de 2020 (Ver imagen), por los candidatos Nelson Gutiérrez y Alberto Tamayo, para sacar del listado de habilitados a los docentes que históricamente han podido ejercer su voto, lo  que los dejaría sin está posibilidad. Se trata de todos los docentes catedráticos-visitantes, invitados, especiales y ad honoren, que históricamente han ejercido su derecho al voto en las diferentes elecciones tanto a las representaciones de profesores como para la Rectoría.

 

A reclamar

Los profesores deberán verificar si están habilitados para votar como Docentes según la tercera columna de la tabla que se encuentra en la página web, según su cédula. (https://quinchana.usco.edu.co/elecciones_consulta/verificacion/votantes/6)

De no aparecer en la tercera columna como Docente, deberán hacer la reclamación ante la Secretaría General a través del correo secretariageneral@usco.edu.co con plazo hasta hoy 9 de marzo de 2021.

En caso tal de una respuesta negativa, lo que se vendrá seguramente será un Tutelatón con el fin de garantizar el derecho a elegir y ser elegido, derecho a la igualdad, a la participación en jornadas democráticas, entre otros.

 

Los muertos, habilitados para votar

A raíz de la presunta irregularidad en la exclusión de los 300 docentes del listado, han aparecido otras posibles irregularidades en el censo habilitado. Por ejemplo, que muchos estudiantes que desafortunadamente han fallecido en los últimos años, están aptos para votar. Es decir, que podrían suplantar la identidad de estas personas y aprovechar que están habilitados.

Se prenden las alarmas en la USCO por un posible fraude electoral.