Trabajó durante 11 años en la ESE de Neiva sin garantías laborales

La ESE de Neiva, ahora le deberá pagar a la bacterióloga Lina María Polanco Andrade todas las prestaciones sociales y otras remuneraciones que le desconocieron durante sus 11 años laborales.

alt=

Por 11 años la bacterióloga Lina María Polanco Andrade estuvo sirviendo a la ESE Carmen Emilia Ospina a través de modalidades de tercerización laboral, es decir, no recibió prestaciones sociales ni aportes al sistema de seguridad social.

La Cooperativa de Servicio S&D Limitada y la cooperativa Microlab fue la intermediaria para que, a través de contratos de prestación de servicio, Lina María Polanco Andrade, desempeñara exactamente las mismas funciones descritas en el manual de funciones para el cargo de bacterióloga de carrera administrativa.

El artículo 63 de la Ley 1429 de 2010 en Colombia, indica que El personal requerido en toda institución y/o empresa pública y/o privada para el desarrollo de las actividades misionales permanentes no podrá estar vinculado a través de Cooperativas de Trabajo Asociado que hagan intermediación laboral”.

Según la ESE, justificó que se debió a que la ejecución de contratos de prestación de servicios no fueron continuos, sin embargo, el magistrado Enrique Dussán Cabrera, autor de la ponencia, afirmó que la bacterióloga estaba subordinada e incluso laboró en los centros de salud de Granjas, IPC y Las Palmas, decisiones que no fueron por libre elección de Lina María. “La demandante no contaba con la autonomía ni la libertad para desarrollar la labor contratada pues la prestación del servicio la tenía que desarrollar en las instalaciones de la entidad” afirmó Dussán Cabrera.

Lo que se evidenció es que Lina María Polanco trabajó durante más de 120 meses con una brecha de desigualdad en cuanto a condiciones laborales, pues mientras otros trabajadores de planta de la ESE recibían todas las garantías, Polanco Andrade, sin garantía alguna, además debía destinar de su propio sueldo, los aportes al sistema de seguridad social.

El Tribunal Administrativo del Huila (A título de restablecimiento del derecho) falló a favor de Lina María Polanco Andrade, condenando en primera instancia a la ESE de Neiva, por lo que deberán pagar ahora (con intereses) a la señora Polanco Andrade, las prestaciones sociales y los aportes al sistema de seguridad social, beneficios laborales que por once años se le negaron y que por ley debían adjudicársele.

La decisión fue confirmada por el Consejo de Estado. La magistrada Sandra Lisset Ibarra Vélez de la Sección Segunda confirmó que este pleito se configuró una relación laboral tercerizada.

alt=

Elite author
View all posts