Se derrumba poco a poco la caseta comunal del barrio Rojas Trujillo

Los habitantes del barrio Rojas Trujillo, llevan años pidiendo ayuda a las distintas administraciones de la ciudad de Neiva, para la remodelación y reparación de la caseta comunal, ya que no se encuentra en condiciones aptas para ser utilizada.

alt=

Uno de los problemas más graves que acechan a los habitantes de la comuna tres, es el abandono total en el que está la caseta comunal, dejando así a las personas de esta comunidad sin un espacio para el desarrollo de las distintas actividades que se realizan en pro de la misma.

La historia de cómo comienza la tragedia de las personas que viven en el sector, fue cuando en los años de 1997 en la administración de Héctor Javier Osorio, deciden cambiarle la función del lugar convirtiéndolo así, en un centro de salud, cosa que no funcionó durante mucho tiempo, pues la falta de personal y de insumos, hizo que este llegara a su fin y posteriormente se abandonara el inmueble.

Después de eso la casa ha presentado distintas necesidades pues tiene dañado los pisos, el cielo raso, las puertas y muchos más detalles que hacen que se encuentre en un estado deplorable, naciendo así otra problemática, pues el espacio se convirtió en un área para alojar chatarra y objetos abandonados,  lo que trae mucho insectos, zancudos, cucarachas y roedores, que afectan directamente a las personas que viven en zonas aledañas de donde se encuentra ubicada la propiedad.

Los vecinos dicen que en la administración de Lara, se había destinado un dinero para el mejoramiento de la casa, pero que tiempo después este recurso se había visto desviado por la misma administración.

Hoy en día la comunidad del barrio Rojas Trujillo se encuentra a la espera de una ayuda por parte de la administración que se espera comience el otro año.