Atacó con cuchillo a sus hijos de 2 y 7 años en Palermo

Cómo Samuel Horta Sánchez de 31 años de edad, fue identificado el hombre que fue capturado cuando agredía con un cuchillo a los menores.

alt=

La Policía Metropolitana de Neiva en respuesta oportuna a llamada ciudadana, logra la captura en flagrancia de un sujeto por el delito de Violencia Intrafamiliar y Lesiones personales.

De esta manera unidades del cuadrante 01 de la estación de Policía Palermo, en respuesta a comunicación telefónica al 123, logran en la Calle 6 B con carrera 2 A del barrio Santo Domingo de Palermo, la captura de Samuel Horta Sanchez de 31 años de edad.

Este sujeto fue sorprendido en el momento en el cual, al interior del inmueble, agredia con arma corto punzante a dos menores de 2 y 7 años de edad.

La patrulla policial al percatarse de este aberrante hecho, de inmediato procede a reducir a este individuo haciéndole soltar el cuchillo, materializando así su captura.

Igualmente y de manera inmediata proceden verificar estado de salud de los niños, trasladandolos al centro asistencial más cercano, dónde se establece que presentan laceraciones múltiples en cabeza, espalda, pecho, cara, miembros superiores y manos, ocasionadas por arma corto punzante.

De inmediato y con el propósito de salvaguardar el bienestar de los menores, son apartados del ambiente hostil activando la ruta de atención a la primera infancia, siendo notificados de estos hechos al comisario de familia y trabajora social para que se de inicio al proceso administrativo de restitución de derechos.

La persona capturada quien presenta sentencia condenatoria de dos años por el delito de Tráfico de Estupefacientes y múltiples anotaciones como indiciado por este mismo delito, esta siendo dejado a disposición de autoridad competente, donde un juez de control de garantías le definirá su situación jurídica.

La Policía Metropolitana de neiva rechaza estos hechos, en los cuales la vida e integridad de los menores son puestas en juego; no es posible que en el seno familiar se susciten casos como estos, donde son lesionados de manera violenta hasta los propios hijos.

La Policía invita a la ciudadanía a denunciar cualquier vulneración de derechos de los niños, niñas y adolescentes al 123 o al 141 de ICBF.