Los juegos de mesa preferidos por los colombianos

Los colombianos son muy fanáticos de los juegos de cartas. Hay algunas dinámicas en particular que resultan particularmente divertidos para los colombianos

alt=

¿Cuáles son los juegos de cartas favoritos de los colombianos?

Colombia está repleta de usuarios amantes de los juegos de cartas. Muchos residentes dedican una parte de su tiempo libre a jugar una partida de blackjack, póker y baccarat. También hay fanáticos de la ruleta, pero los juegos de cartas son especialmente los más atractivos del territorio. Después de todo, Colombia es uno de los pocos países latinoamericanos que ha logrado regular el sector de juegos de azar por completo. Por tanto, el país alberga tanto a casinos físicos como a operadores online, incluyendo casas de apuestas deportivas. 

Por supuesto, con un mercado de azar en pleno crecimiento, era inevitable que cada vez más operadores ingresaran legalmente en el territorio. Estos casinos online en Colombia cuentan con infinidad de variantes de juegos de cartas. Desde versiones clásicas hasta nuevos lanzamientos, los usuarios pueden probar cualquier título cuando quieran. Sin embargo, teniendo en cuenta cuáles son los juegos de cartas más populares en Colombia, las opciones son las siguientes: 

Blackjack

El blackjack encabeza la lista de los juegos de cartas favoritos de los colombianos. La dinámica es, en general, bastante simple, ya que todos los participantes, incluyendo al croupier, deben hacer lo posible por obtener 21 puntos en total o aproximarse a dicho puntaje. Para ello, se suma el valor de las cartas en un intento por obtener la puntuación perfecta. Luego de la repartición, los usuarios deberán decidir entre pedir otra carta o quedarse con la mano actual. 

Por supuesto, quienes rebasen los 21 puntos quedan automáticamente fuera de la partida. Se trata de una aproximación por defecto, así que la suma debe ser igual o menor que el límite. Durante cada ronda, cada jugador ejecuta sus apuestas a conveniencia, mientras que el dealer representa al casino online. Por tanto, el objetivo radica en superar el puntaje del resto de los jugadores, además del croupier. 

Aunque hay muchas versiones de blackjack, las reglas permanecen igual en cada presentación. Esto implica que, sin importar la variante, el objetivo seguirá siendo el mismo: conseguir 21 puntos antes que los demás jugadores. Debido al estilo y sencillez del blackjack, los colombianos dedican parte de su tiempo libre a uno de los juegos de cartas más famosos del mundo. 

Póker

El póker es un juego de cartas que requiere estrategia. Para poder formar parte de una partida de póker, hay que conocer adecuadamente todas las combinaciones de cartas, además de la jerarquía detrás de ellas. Cada agrupación de cartas ocupa una posición determinada en la jerarquía. Sin embargo, muchos emplean el arte del engaño para demostrar que cuentan con una buena mano, cuando la realidad es otra. De esta forma, es probable que el resto de los participantes se retire, y quien no poseía una buena mano gana todo lo que había en la mesa. 

Además de las combinaciones, hay que saber todo respecto a la “Big Blind” y “Small Blind”. Lo interesante de este juego es que el papel de “dealer” pasa de un jugador a otro, al igual que los títulos antes mencionados. Durante cada partida, los papeles siguen rotando hasta que el juego concluye por completo.

Un dato curioso del póker es que es prácticamente el único juego de cartas donde se puede aplicar estrategias en un intento por cambiar el destino de una jugada. A partir de un simple engaño, es posible ganar una partida completa, pero, de no salir bien, también generaría la pérdida total del presupuesto. 

Baccarat

El baccarat es bastante parecido al blackjack, teniendo en cuenta que hay que alcanzar un puntaje determinado: 9 puntos. No obstante, la manera de sumar las cartas es muy diferente, ya que, para conocer cuántos puntos se tiene en una mano, se efectúa la respectiva suma y, posteriormente, se retira el primer dígito del resultado. Por ejemplo, si se tiene una mano conformada por un 8 y un 7, el total sería 15 puntos, y removiendo el primer dígito, el resultado final sería 5 puntos. 

Por supuesto, si se rebasa el límite, la mano es descartada y habrá que esperar a que concluya la partida actual. A diferencia del blackjack, las rondas de baccarat son únicamente entre el croupier y el jugador, una contienda directa entre el participante y la casa, a fin de determinar quién prevalecerá hasta el final. 

No hay muchas estrategias disponibles que se puedan usar en el baccarat, después de todo, el juego no tiene las mismas libertades del póker. En el baccarat, todo depende directamente del azar. Las posibilidades de cambiar el rumbo de una partida son demasiado bajas.