El Comité Internacional de la Cruz Roja indicó que la violencia en Colombia se sigue agravando

Entre los hechos sobre los que advierte el CICR están el registro de 377 víctimas de artefactos explosivos en el primer semestre de este año, con un aumento del 43% respecto al mismo periodo de 2021 y la difícil situación humanitaria en Arauca.

alt=

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), actualizó sus datos sobre las consecuencias humanitarias que han tenido los seis conflictos armados que vive Colombia durante el primer semestre del 2022. 

En este informe se advierte que la violencia se sigue intensificando por cuenta de enfrentamientos, desplazamientos, confinamientos y desapariciones. Entre enero y junio del 2022, según la entidad, se registraron 377 víctimas de artefactos explosivos, es de precisar que la mayoría de estos casos ocurrieron en Cauca, Antioquia, Arauca, Norte de Santander y Meta. 

En medio del panorama de enfrentamientos armados está la desaparición de por lo menos 61 personas principalmente. En cuanto a desplazamientos, se registró que unas 70.803 personas tuvieron que dejar sus territorios. 

Otro de los grupos más afectados por cuenta del conflicto armado es el sector de la salud que, en la primera mitad del 2022, fueron amenazados y sus labores de ayuda sanitaria se vieron perjudicadas.