apuestas

OPANOTICIAS

Nacional

Bares y restaurantes, en incertidumbre por ampliación de la cuarentena

Aunque el Gobierno Nacional ha autorizado la reapertura gradual de estos negocios en los municipios de baja afectación del covid-19, el gremio anda preocupado que esto pueda revertirse luego de la prolongación de la cuarentena.

Bares
Por: Rolando Monje 30 Jul 2020

Por: Rolando Monje

30 Jul 2020

Pese a que con la ampliación del aislamiento obligatorio preventivo, hasta el primero de septiembre, se permitirán los planes pilotos para la reapertura de bares y restaurantes, especialmente en los municipios con baja afectación del Covid -19, los gremios del sector manifestaron su preocupación.

Para el presidente de Acodres, Henrique Gómez, “la ampliación del aislamiento obligatorio nos preocupa porque ya estamos concluyendo, como sector, que este año terminará con cuarentena, lo que va a seguir alimentando el cierre progresivo de empresas del sector”.

Sin embargo, señaló que “nos da un alivio que el Gobierno deja abierta la posibilidad de activar pilotos en ciudades con afectación moderada y alta, y le permite a los municipios no Covid solicitar levantar estas medidas de aislamiento, esto es un gran avance”.

Aunque manifestó su preocupación por la prohibición de consumo de licores en los pilotos de reapertura del sector. “La prohibición de servir bebidas alcohólicas en los pilotos, cosa que lamentamos mucho porque no vemos un problema que una persona se pueda tomar una cerveza o una copa de vino, pero el hecho de que nos permitan implementar pilotos servirá para no acelerar el cierre de restaurantes”, indicó.

Por su parte, Camilo Ospina, presidente de Asobares, también se declaró sorprendido con la prohibición del consumo de alcohol; en ese sentido, el dirigente del gremio pidió al Gobierno reconsiderar esta medida.

“Pedimos que se reconsidere la decisión de este decreto para que las pruebas pilotos puedan ser una realidad y más en sector que cumple 134 días paralizado”, puntualizó.

El gremio Colombia lo componen al menos 50.000 bares y más de 44.000 restaurantes formales que emplean a unas 850.000 personas que hoy están a la deriva por la pandemia, pues el país está en cuarentena desde el pasado 25 de marzo y los ingresos por domicilios, en la mayoría de casos, no se acercan ni a la mitad de las ventas habituales.

En Neiva y el Huila ya se ha hablado de la reactivación gradual. Los comerciantes responsables de dichos establecimientos deberán cumplir con un reglamento establecido por la Secretaría de Salud departamental, así mismo el funcionamiento de estos negocios tendrán algunas excepciones.

Fabio Guzmán, presidente de Asoent y Asobares en la capital del Huila, aseguró que estos negocios son de gran importancia en la economía local, de igual manera confirmó que más de 120 locales comerciales han cerrado sus puertas definitivamente.

Este gremio le representa a la ciudad de Neiva un total de 6.000 empleos directos sonde se mueven cerca de 40.000 millones de pesos a los diferentes sectores entre impuestos, rentas, industria y comercio entre otros.


Loading...