Papa Francisco salió en defensa de las vacunas

El Papa Francisco salió declarando que vacunarse en contra del COVID 19 es un acto de amor, y el rechazo un acto suicida.

alt=

El Papa Francisco condenó cómo la gente se ha visto influida por "información sin base" sobre el covid-19 y que rechace una de las formas más efectivas para salvar vidas, por lo que sugirió vacunarse contra el coronavirus, ya que cuidar la salud es una "obligación moral".

 

Francisco habló en sus términos más firmes hasta ahora sobre el tema y pidió a la gente que se vacune en un discurso ante embajadores acreditados en la Santa Sede, un acto anual en el que analiza la situación internacional y marca los objetivos de política exterior del Vaticano para el resto del año.

“Nos hemos dado cuenta que en los lugares donde se ha llevado adelante una campaña de vacunación eficaz, ha disminuido el riesgo de un avance grave de la enfermedad”, dijo. “Es importante que se continúen los esfuerzos para inmunizar a la población lo más que se pueda”.

 

Francisco, quien dedicó cerca de una quinta parte de su discurso de seis páginas a la pandemia, advirtió contra las declaraciones ideológicas respecto a la vacunación.

 

“Lamentablemente, cada vez más constatamos cómo vivimos en un mundo de fuertes contrastes ideológicos. Muchas veces nos dejamos influenciar por la ideología del momento, a menudo basada en noticias sin fundamento o en hechos poco documentados”, dijo.

 

“Las vacunas no son instrumentos mágicos de curación, sino que representan ciertamente, junto con los tratamientos que se están desarrollando, la solución más razonable para la prevención de la enfermedad”, dijo a los diplomáticos reunidos en la Sala de Bendiciones, junto a los frescos del Vaticano.

Francisco, quien está totalmente vacunado, pidió un compromiso político global para “buscar el bien de la población por medio de decisiones de prevención e inmunización”.