ONU exige esclarecer matanza de 11 civiles en operación militar en Putumayo

Carlos Ruiz Massieu, jefe de verificación de la ONU pidió que se investigue este hecho que ha generado versiones encontradas al que calificó como un posible caso de falso positivo en Colombia. Sobrevivientes de la masacre, debieron abandonar la zona por amenazas.

alt=

El jefe de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, Carlos Ruiz-Massieu, solicitó desde el Consejo de Seguridad que se cumplió en Nueva York, que se investigue la matanza de once personas en una operación militar en Puerto Leguízamo, Putumayo, sur de Colombia.

Agregó el vocero de las Naciones Unidas, que este hecho debe ser investigado a profundidad, al señalar que las autoridades sostienen que eran guerrilleros, mientras que organizaciones civiles y de derechos humanos aseguran que eran campesinos y líderes indígenas del territorio.

 

"Destaco la importancia de una investigación exhaustiva por parte de las autoridades pertinentes sobre las denuncias de muerte de once personas, entre ellas líderes indígenas y comunitarios, en el contexto de un operativo militar contra miembros de un grupo armado ilegal en Puerto Leguízamo", ha afirmado Ruiz-Massieu ante el máximo órgano de la ONU en una sesión dedicada a la presentación del balance del proceso de paz en Colombia.

 

El diplomático ha advertido que la violencia se está cobrando un precio alto en las comunidades indígenas y afrocolombianas. Aunque se reconocen avances de la implementación de los acuerdos de paz, "no minimiza los obstáculos y los riesgos que aún amenazan la consolidación de la paz en el país", como la creciente ola de violencia que deben ser atendidas para una paz completa.

También ha denunciado el aumento de la presencia de actores armados en Arauca y Putumayo y en particular el reclutamiento de menores en estos territorios. Sobre Arauca afirmó que es "una región que enfrenta una situación crítica con más de cien personas muertas y miles desplazadas solo este año".

En respuesta, presidente colombiano, Iván Duque, ha asegurado que Colombia tiene "cero tolerancia contra cualquier violación de Derechos Humanos por parte de agentes de la fuerza pública". "Pero también tiene una fuerza pública que todos los días en el territorio se gana el afecto de la ciudadanía", ha destacado en la misma sesión ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

El pasado 28 de marzo once personas murieron en una operación militar en la vereda El Remanso, municipio de Puerto Leguízamo Putumayo, El Ejército asegura que los fallecidos eran disidentes del Frente 48 de la extinta guerrilla de las Farc.

No obstante, las comunidades afectadas que residen en la región aseguran que el militares se habrían vestido de prendas de color negro y que inicialmente antes de arremeter a bala a los civiles al parecer se habrían identificado como guerrilleros.