Noche con menos disturbios en EEUU y Trump criticado por el exjefe Pentágono

Al presidente, Donald Trump, le están lloviendo las críticas por su manejo de las protestas contra la brutalidad policial, por su falta de empatía con las víctimas y su enfoque divisionista ante el problema.

alt=

Las críticas le llegan tanto de la oposición como desde su propio partido, de líderes sociales y religiosos por igual, y en su mayoría coinciden en que su estrategia de mano dura, con la amenaza de movilizar el Ejército y su descalificación de la protesta, igualando a manifestantes con vándalos y saqueadores es errónea.

Estados Unidos vivió una noche de protestas, la mayoría pacíficas, con algún que otro disturbio en lugares como Nueva York, mientras que se intensificaron las críticas al presidente Donald Trump por su gestión de esta situación, la última -muy dura- por parte del exjefe del Pentágono James Mattis.

Como en noches anteriores, miles de manifestantes salieron a las calles de las principales ciudades para protestar contra la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco el pasado día 25 de mayo en Mineápolis, en una escena que fue grabada por los móviles de los transeúntes que captaron los casi nueve minutos de agonía de la víctima mientras el agente presionaba su rodilla contra su cuello.

Las protestas contra el racismo tras la muerte de George Floyd han ido a menos este jueves en Nueva York, con un menor número de manifestantes que, eso sí, volvieron a desobedecer el toque de queda en la Gran Manzana, con sus críticas dirigidas principalmente a la dureza de los últimos días de la policía y a la actitud del alcalde, Bill de Blasio, en las horas más bajas de su mandato.

En la octava jornada de protestas, el gran despliegue policial en la ciudad ha permitido dispersar a los manifestantes y detener a todos aquellos que se han resistido a dejar la calle con el toque de queda. También había muchos miembros de las entidades convocantes controlando que todo fuese pacífico.