Murió en EE.UU Gilberto Rodríguez Orejuela, exjefe del cartel de Cali

El excapo de la mafia en Colombia, fue enemigo del extinto jefe del cartel de Medellín Pablo Escobar por negocios de narcotráfico. Gilberto Rodríguez Orejuela, era oriundo de Mariquita Tolima. Murió como consecuencia de un cáncer y estaba pagando 30 de años de prisión en EE.UU.

alt=

El exnarcotraficante Gilberto Rodríguez Orejuela, alias 'el Ajedrecista', murió en las últimas horas en Estados Unidos donde cumplía una pena de 30 años por narcotráfico.

El excapo, que lideró el cartel de Cali fue uno de los grandes enemigos de Pablo Escobar y en los últimos años, debido a varios padecimientos de salud, pidió su libertad alegando que no había sido condenado a muerte y que en prisión podría fallecer por cuenta del coronavirus.

Rodríguez Orejuela, de 83 años, durante su condena, sufrió de dos tipos de cánceres, uno de páncreas y el otro de próstata. En su momento le diagnosticaron cáncer de colon, de próstata, hipertensión, gota y trastornos psiquiátricos. El capo permanecía en la cárcel federal de Butner, en Carolina del Norte.

Rodríguez Orejuela fue capturado el 9 de junio de 1995. El Bloque de Búsqueda lo encontró escondido en una caleta de una lujosa casa en Cali. En ese entonces, El ‘Ajedrecista’ era el narcotraficante más poderoso, tras sobrevivir a una guerra declarada del cartel de Cali contra Pablo Escobar, que incluyó la bomba contra el edificio Mónaco, en Medellín, donde vivía la familia del capo antioqueño.

Su organización incluso patrocinó a los Pepes, el escuadrón que lo persiguió. Después de la muerte de Escobar, el Ajedrecista y su hermano Miguel se convirtieron en los narcos más buscados, y se calcula que movieron hasta el 80 por ciento de la producción mundial de cocaína.

Nació el 30 de enero de 1939 en Mariquita, Tolima, e inició en el mundo laboral como mensajero tras terminar su bachillerato. No obstante, en su prontuario se asegura que terminó en el crimen con una banda de secuestradores, de donde derivó recursos que posteriormente invirtió en el tráfico de drogas. Rodríguez Orejuela habría participado en 1969 en el secuestro de Werner José Straessle y Hermann Buff, un par de ciudadanos suizos. Por estos hechos, fue detenido, pero finalmente quedó libre por falta de pruebas.