500 metros mide el país más pequeño del mundo

En medio del mar existe una plataforma marina considerada ‘oficialmente’ como el país más pequeño del mundo, el cual cuenta con Constitución, bandera, himno y moneda propia.

alt=

 

La micronación lleva como nombre “El Principado de Sealand”, fue fundado por Roy y Joan Bates en 1975, cuyo país cuenta aproximadamente con 5 habitantes.

Dos torres de metal unidas por una cubierta componen el territorio ‘oficial’ de una pequeña comunidad que se autoproclamó como principado a mediados del siglo XX.

Sealand está situado a 12 kilómetros de la costa de Reino Unido, cerca de la ciudad de Ipswich y de la localidad costera Felixstowe, en el sureste del país.

Le Puede Interesar: Policía neivano fue atacados con arma de fuego en San Vicente del Caguán

Allí fue donde se redactó su propia Constitución y hasta crearon su moneda, su bandera, su himno, incluso, su pasaporte y su escudo de armas.

Ubicadas en las aguas del mar del Norte, estas hojas de acero representan la ‘casa’ de una particular micronación que viene reclamando, desde hace más de cincuenta años, el reconocimiento internacional de su soberanía.

 

Y no es para menos, porque Sealand es tan solo un trozo de metal, una plataforma marina, con un par de edificios encima. Y grúas. Todo esto en 500 metros. De acuerdo con la BBC, para llegar al Principado de Sealand será necesario “desafiar el azote del viento y el rugir de las olas mientras una grúa eleva a las personas”.

Su Historia

Una historia que podría rayar en lo absurdo, pero que, en últimas, es la crónica del ‘país más pequeño del mundo’: el Principado de Sealand; se construyó como un fuerte defensivo en la Segunda Guerra Mundial y posteriormente fue asediado para crear emisoras piratas.

La historia de Sealand se remonta a 1942, cuando el ejército británico construyó estas plataformas para poder defenderse de ataques aéreos durante la Segunda Guerra Mundial. Tras esta, la posición de Sealand era muy valiosa para instalar emisoras piratas, y sufrió una serie de abordajes durante casi 10 años.

 

Hasta que apareció la figura de Patrick Roy Bates, excomandante de la Marina, que tomó la plataforma y declaró la fundación del Principado de Sealand: cualquiera que quisiera entrar sin autorización, sería visto como un acto hostil. En 1975 los Bates redactaron la Constitución, establecieron una moneda propia, elaboraron un himno y diseñaron una bandera, y hasta tiene sus propios equipos deportivos.

Lea También:  Líderes opositores hacen llamamiento a la articulación entre Coalición de la Esperanza, Pacto Histórico y partidos alternativos

A su aventura política decidió proclamarla como el Principado de Sealand.