OPANOTICIAS

Huila

Perro se debate entre la vida y la muerte luego de salvar a sus amos de abejas Africanas.

El pasado jueves, en una finca ubicada en zona rural de El Líbano, Tolima, el instructor del SENA Daniel Leandro Sanabria y su señor padre Salomón, fueron atacados por un enjambre de abejas africanizadas que por poco acaba con su vida de no ser porque Koko, un pastor Collie de su propiedad les salvó al atraer a los peligrosos insectos para que ello

Perro
Por: Jarvey Lozano Lozano 16 Ene 2020

Por: Jarvey Lozano Lozano

16 Ene 2020

Estos hombres se dirigían en compañía de sus tres mascotas hacia un nacimiento de agua, contando con la mala fortuna de encontrarse con un enjambre de abejas africanizadas que los atacó sin piedad, siendo picados en más de 300 oportunidades, viéndose afectados dos caninos más. El Pastor Collie, al ver a sus amos rodeados de los insectos, empezó a ladrar para llamar la atención de las abejas, quienes al oírlo se fueron contra él. Koko, al notar que el enjambre lo seguía salió corriendo para poner toda la distancia entre las abejas y Daniel, además de su padre y los otros dos perros.  No obstante, como si fuera poco, Koko no hizo esto una vez, sino que en cinco oportunidades salió corriendo y regresó para atraer a las abejas hasta que Daniel y Salomón lograron llegar a una cuenca hídrica y con ayuda de los sombreros y agua evitar que los insectos siguieran picándolos. 

La emergencia fue atendida por personal de los grupos de ambulancias, quienes trasladaron al padre e hijo hasta el hospital del municipio donde fueron atendidos por los profesionales de la salud, asimismo, los veterinarios se encargaron de ayudar a los otros dos perros, los cuales afortunadamente ya están fuera de peligro.

Horas después, personal de la Cruz Roja y de los Bomberos se desplazaron hasta el lugar del ataque y allí encontraron a Koko, el cual estaba en un delicadísimo estado.  El Pastor Collie fue atendido en El Líbano, sin embargo, a pesar que al principio estaba reaccionado de forma positiva al tratamiento, su situación se agravó, siendo necesario trasladarlo de urgencias hasta la UCI del Hospital Veterinario de la Universidad del Tolima.

Desafortunadamente las secuelas del veneno en Koko eran demasiado graves, dejando pocas esperanzas de vida para el valiente animal.  A pesar de los pésimos pronósticos, Daniel decidió llevar a Koko hasta una clínica veterinaria en la ciudad de Bogotá, donde están haciendo todo lo posible para salvarlo, puesto que tiene muy afectados sus riñones. 


Loading...