Nuevo proyecto de reactivación económica y seguridad alimentaria en Nátaga

Desde la alcaldía de Nátaga se lanzará un proyecto ecológico buscando ayudar a las familias vulnerables en la reactivación económica.

alt=

la administración municipal de Nátaga estrenó proyecto denominado “Mi seguridad alimentaria”, el cual da inicio con la entrega de semillas para la huerta casera a familias con mayor grado de vulnerabilidad. Un total de 1.000 familias tanto en la parte rural como urbana, se beneficiarán con la entrega de un paquete de semillas, de 10 especies diferentes de legumbres. 

El alcalde Nátaga, Héctor Ángel Amézquita, dijo: “Nátaga en medio de todo esto no somos ajenos, primero el covid-19 y segundo la ola invernal, es por eso que queremos desarrollar diferentes estrategias que nos ayude a mitigar la situación actual”

La apertura de los proyectos económicos y seguridad alimentaria en el Municipio de Nátaga, es una de las acciones enmarcadas en el Plan de Desarrollo y se pone en marcha atendiendo la realidad y las dificultades que a nivel económico están afrontando las familias nataguenses como consecuencia de la crisis de salud y cuyos efectos se sentirán con más fuerza en el futuro inmediato.

“Iniciamos con la reactivación económica, con un censo agropecuario, visitamos las veredas, la parte rural y entregamos las semillas, las cuales nos ayudaran a mejorar la calidad de vida, con la debida aprobación del lote en sus fincas” anunció el Alcalde.

En la primera etapa el proyecto se implementará en la zona urbana, para que las familias en sus solares, armen su huerta casera y puedan tener los productos necesarios para su seguridad alimentaria.

Mediante un acta de compromiso se entregan las semillas, los beneficiados contarán con acompañamiento y seguimiento permanente de un técnico, de manera que se garantice el resultado de la iniciativa.

La propuesta busca tener continuidad en el tiempo, y acorde con los resultados del Censo Agropecuario, la oferta de ayudas amplía a la cría de especies menores y semillas como fríjol, arveja, maíz entre otros.  

“queremos decirles a todos que esta trabajando en pro de la comunidad creando estrategias que ayuden al buen funcionamiento de la actividad económica” agrego Amézquita.

Finalmente, el proyecto se trasladará a la población rural de los nataguenses, donde se espera que sea el principio de convertir las fincas en emprendimientos autosuficientes y que se produzcan además excedentes para comercializar en forma organizada en toda la población.