OPANOTICIAS

Doce Meridiano

Vuelve y juega; Policías retienen de manera ilegal a tres periodistas en Bogotá cuando cubrían una protesta

Ser periodista en Colombia se convierte cada día en un peligro latente, cuando ni siquiera las instituciones del Estado garantizan el libre ejercicio y el trabajo de la prensa (artículos 21 y 22 de la ley 1975). La Fundación Para la Libertad de Prensa FLIP, ya denunció este hecho ante Organizaciones Internacionales.

Vuelve
Por: 9 08 Dic 2019

Por: 9

08 Dic 2019

Definitivamente, ser periodista en Colombia, se convirtió en un peligro latente. Tres periodistas y reporteros gráficos que cubrían una manifestación pacífica en el aeropuerto El Dorado de Bogotá, fueron retenidos y conducidos de manera ilegal por un grupo de policías a un lugar de alto riesgo, según pudo establecer la Fundación para la Libertad de Prensa. Se trata de los comunicadores, Perla Bayona, Carol Gómez y Juan Camilo Gómez.

“Nos están deteniendo, no hemos interferido en ninguna acción policial ni judicial. El teniente coronel Wilson Silva es el que me está reteniendo”, fue la última frase que dijo el joven estudiante y reportero del medio De Pasillo, antes de que lo subieran al vehículo de la Policía.

“No estábamos haciendo nada. Somos reporteras gráficas, tengo mi cámara y ella también. A mí me acaban de meter al camión halándome del pelo, a golpes me intentaron quitar el celular. No nos quieren decir nada, no tienen ningún cargo por el cual llevarnos”, dijo otra de las detenidas en un video difundido por la FLIP.

La respuesta de la Policía fue que las personas que protestaban estaban obstruyendo a los pasajeros y que la conducción se hizo por seguridad. Sin embargo, no explicaron qué sucedió con los comunicadores ni tampoco por qué se llevaron a unas personas que se manifestaban.

Luego de varias horas, el medio De Pasillo publicó en su cuenta de Twitter un video del joven en el que dice que salió del Centro Transitorio Preventivo al que la Policía lo condujo.

Asimismo, el periodista Juan Camilo Gómez aseguró que, antes de liberarlo a él y a otras personas, funcionarios de la Policía les entregaron un acta que debían firmar, confirmando su salida del CTP. "Yo no la firmé, porque no estoy de acuerdo con lo que dice en ese papel", explicó el periodista.


Loading...