Andrea Cortés, primera mujer trans en la Policía de Colombia

En 2015 inició su proceso de transición de género se dio mientras estaba estaba prestando servicio como auxiliar en la institución.

alt=

Andrea Cortés Guarín, de 26 años, es la primera mujer trans en hacer parte de la Fuerza Pública en Colombia. Sin embargo, su proceso no fue fácil ya que la institución le notificó que no podían aceptar el cambio de su nombre y sexo porque cuando se incorporó a la institución lo hizo como hombre. La bumanguesa está estudiando Comunicación Social y su meta es, a través de su trabajo, convertirse en una abanderada de los derechos de las mujeres y de la comunidad LGBTI.

Desde que tenia 9 años, Andrea siempre se reconoció como una mujer y esto la llevó a que sufriera de mucho acoso y burlas por su condición. Sin embargo, fue un proceso largo el que la llevo aceptar que quería hacer el tránsito. Al terminar su bachillerato, a los 18 años, en ese momento Fabio como se llamaba antes de hacer el cambio de sexo, tenía que definir su situación militar y se fue a prestar servicio como auxiliar regular de la Policía.

Ya a los 19 años, mientras estaba en la Escuela, a mediados de 2015 empezó su tratamiento hormonal. “Mis compañeros para esa época ya sabían que yo era homosexual. Fueron siempre muy respetuosos, no tengo queja de ellos o de los instructores”, contó.

Mientras Andrea prestaba servicio en Toribío, la Policía le notificó que no podían aceptar el cambio de su nombre y sexo porque cuando se incorporó a la institución lo hizo como "Fabio". Así, le dijeron que como hombre debía continuar su labor, tomando como base el número de cupos asignados en ese momento.

Frente a esta situación, ella decidió instaurar una tutela contra la Policía y tomó contacto con Diana Navarro Sanjuán, una reconocida abogada trans que ha luchado en diferentes instancias por los derechos de la comunidad LGBTI.
 

Y su gran triunfo se concretó en mayo del 2018, cuando el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Popayán le notificó a la Policía Nacional que la debía reconocer el derecho al desarrollo de la libre personalidad, la personalidad jurídica, la vida digna y la igualdad a Andrea Cortés Guarín.

En la Policía acataron lo que dijo el tribunal y cambiaron sus documentos. En Toribío estuvo cuatro meses, y fue trasladada a Puerto Tejada, donde estuvo por dos años. Y hace unos meses fue enviada a Bogotá. En la capital trabaja en una estación, en donde desarrolla actividades administrativas.