Los enemigos de guerra que la verdad está juntando

Hace unos días se presentó un hecho de connotaciones realmente históricas para el país, algunos apenas nos enteramos por aquello de que la noticia fue presentada, como suele suceder con asuntos importantes, en una nota de 20 segundos entre el chisme del día y la sección de deportes.

alt=

 

Me refiero a la ‘Presentación pública de la ruta de contribución a la verdad y reconocimiento de responsabilidades de Rodrigo Londoño y Salvatore Mancuso’ ante la Comisión de la Verdad, organismo que hace parte de todo un sistema institucional creado para que los colombianos reconozcamos la realidad del conflicto, se reparen a las víctimas, y juntos desde nuestras responsabilidades creemos las condiciones para la no repetición de los hechos violentos.

Seguramente se preguntarán quienes son esos personajes, y hasta pueden pensar pensaran que de histórico tiene ese hecho, así que les quiero compartir lo que indagando un poco sobre el tema he encontrado.

En primera instancia hablamos de nada más y nada menos que los otrora máximos jefes de las extintas FARC-EP y las AUC respectivamente, es decir, los antiguos acérrimos enemigos de guerra -y con esto no digo que hoy sean amigos - pero que ahora han decidido juntos y de manera voluntaria, contar la parte de la historia que cada uno tiene sobre los años de guerra que padecimos en el país, por lo menos en lo ocurrido entre los años 1990 y 2008.

Todo empezó con la noticia del posible regreso a Colombia de Mancuso una vez cumpla la condena que paga en EE.UU, y las manifestaciones de éste para revelar verdades sobre el conflicto que salpicarían a más de un político y empresario en el país, así que Rodrigo Londoño -conocido como Timo o Timochenko- le manifestó a través de cartas la propuesta de que conjuntamente materializaran esos anuncios en la Comisión de la Verdad, y finalmente el pasado 18 de marzo mediante una audiencia virtual los dos se comprometieron a iniciar una serie de encuentros para reconocer y develar sus responsabilidades.

Por parte de Rodrigo Londoño, además de reiterar su compromiso personal, propuso que en estos encuentros participaran otros ex jefes de la extinta guerrilla como Pastor Alape, y Rubén Cano ‘manteco’, así mismo invitó a otros entonces líderes paramilitares como Carlos Mario Jiménez ‘macaco’, Martín Llanos y a su hermano y padre, fundadores de las autodefensas campesinas del Casanare, y a Carlos Antonio Moreno también excabecilla del ‘Clan del Golfo’. Comento además lo significativo que sería la presencia física de Mancuso en Colombia, aunque resaltó que por el riesgo a su integridad lo mejor es que lo haga de manera virtual.

Finalmente propuso que en las audiencias pudiesen estar presentes representantes de las víctimas, así como de organismos internacionales.

Enseguida se le dio la palabra a Mancuso, y curiosamente en su intervención la transmisión en directo empezó a entre cortarse, lo que muchos internautas atribuyeron a posibles intentos de sabotaje externos, hecho por el cual, los responsables de comunicaciones de la Comisión de la Verdad debieron diferir en varias ocasiones durante ese día el encuentro completo y así dejar constancia de lo pactado.

Pero retomando los apartes más importantes de lo mencionado por el ex jefe paramilitar, se resalta como con su antiguo enemigo ahora se reconocen como civiles, ‘que podemos hablar sin necesidad de matarnos, de manera civilizada, para responder ante el país por las atrocidades y barbaridades que cometimos en el conflicto armado en el que las afectamos directamente’

También señaló que quiere contribuir con su parte de la verdad, para revelar porque se dieron las victimas en el pasado y como hoy el conflicto con sus nuevas caras las sigue generando. Hizo el llamado a que todos los actores del conflicto -Guerrilla, Estado, autodefensas y víctimas- se comprometan con la verdad, porque -señaló- es la única manera de que exista la verdadera paz.

Y finalmente invitó a otros ex jefes paramilitares a que contribuyan a ese propósito, e incluso que se sumen los actores que hoy continúan en armas.

Sin dudas, los compromisos adquiridos por estos dos actores clave para el esclarecimiento de la verdad, prenden una luz que puede iluminar gran parte de ese pasado oscuro de la guerra, guerra que lastimosamente hoy quiere de nuevo dejar en la penumbra al país, porque realmente son muchos los actores que tienen sus manos manchadas de dolor y sangre y por supuesto intentan por todos los medios de invisibilizar hechos como éste o incluso impedirlos completamente -como el sabotaje permanente a la JEP-.

Al finalizar la audiencia, el Padre Vicente de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, recalcó la voluntad de las partes en contribuir a la verdad en ese escenario, reitero que la finalidad no es judicial -pues este organismo no tiene esa competencia- pero si de buscar satisfacer las necesidades de reconocimiento y reparación a las víctimas, e hizo la firme advertencia a que las futuras audiencias no pueden de ninguna manera convertirse en espacios de negacionismo de lo perpetrado, de ocultamiento de las responsabilidades, ni mucho menos de justificación de lo cometido.

La próxima cita con la verdad la tienen el 21 de abril de 2021, y esta vez espero sea un camino que como sociedad acompañemos decididamente, esa es la manera de demostrarle a las víctimas que su sufrimiento no es en vano, así mismo de vigilar que los responsables asuman sus actos, y dejando a un lado deseos de venganza, por fin empecemos a construir ese país en paz que merecemos y que en papeles firmados no hemos encontrado.

Vea aquí la audiencia completa del 18 de marzo:

https://www.youtube.com/watch?v=RCPhkb2Df9U