Distinta suerte para los colombianos en las finales europeas

La temporada de fútbol ha llegado a su fin en Europa. Desde hace ya algunos años es habitual que la guinda del pastel la ponga la finalísima de la Champions League, en esta edición con presencia colombiana.

alt=

Aparte de la máxima competición de clubes, también se han resuelto las dos hermanas pequeñas de esta: la Europa League y la Conference League, ambas también con protagonistas del país. No todos han tenido la misma suerte de cara al trofeo, pero llegar hasta al final ya se puede considerar como un éxito.                                    

Y es que las competiciones internacionales, como las nombradas anteriormente, son aquellas que más repercusión mediática despiertan por todo el mundo. Solo hay que ver las millonarias audiencias televisivas que registran o las numerosas apuestas deportivas que generan. Sobre estas últimas, que ofrecen la posibilidad de pronosticar el ganador o el goleador de un encuentro entre otras muchas posibilidades, además permiten la posibilidad de aprovecharse de bonos sin deposito, sin la necesidad de hacer un desembolso inicial, o de acogerse a alguna de las distintas promociones.

Rozando la orejona

El internacional colombiano del momento es Luis Díaz, referente del combinado nacional y, desde el mes de enero, del Liverpool inglés. Fue uno de los fichajes más importantes de la Premier League en la última ventana y se abonaron 47 millones de euros al Oporto por este movimiento. Poco a poco se ha ido ganando la confianza de Jürgen Klopp hasta ser una de las piezas indispensables en sus esquemas. Se ha quedado a las puertas del doblete, pero su aterrizaje en tierras inglesas es de especial mención.

El extremo de 25 años fue un hombre importante en las eliminatorias de los de Anfield en Europa. Tuvo aportaciones de mucha calidad, sobre todo, contra Benfica y Villarreal. Esto, combinado con una buena aportación en la liga, le llevó a la titularidad en la final de la Champions League contra el Real Madrid. Muy a su pesar, y eso que lo intentaron de todas las maneras posibles, la Orejona fue para los blancos. Un solitario gol de Vinícius Júnior en el minuto 59 hizo decantar la balanza.

Campeón con sufrimiento

Una suerte distinta a la de su compatriota tuvo Rafael Santos Borré con el Eintracht de Frankfurt. El delantero de 26 años es uno de los jugadores franquicia del equipo alemán. Suyo fue el tanto que empataba la final de la Europa League contra el Rangers de Glasgow y, además, no erró en la tanda de penaltis, siendo el último jugador en anotar. Su temporada ha sido francamente buena y lo ha demostrado con creces en los momentos más importantes en la competición europea.

El hombre gol colombiano tuvo una participación crucial no solo en la finalísima celebrada en Sevilla, sino que también en las semifinales contra el West Ham y en cuartos contra el FC Barcelona. En ambas eliminatorias vio portería, y se ha erigido como uno de los mejores jugadores de esta edición de la segunda competición europea. Veremos si en los próximos meses sale traspasado hacia un club de mayor entidad o si, por el contrario, lo vemos en la Champions con las águilas.

Pequeña decepción, pero mucho que aprender

El tercer internacional colombiano en alcanzar una final europea esta temporada fue Luis Sinisterra. Con apenas 22 años es uno de los jugadores más prometedores de la Eredivisie neerlandesa y pieza clave en el Feyenoord. Con ellos alcanzó la final de la Conference League, donde disputó el encuentro de titular, pero no pudo superar a la AS Roma en la final. Pese a no poderse llevar el título con una derrota por la mínima, su temporada es de aplaudir y le puede llevar a retos de mayor exigencia.

El extremo está adaptándose a la élite europea y sus estadísticas lo sitúan como una de las promesas a tener en cuenta para los grandes equipos. Pese a su juventud e inexperiencia, ya ha disputado 49 encuentros oficiales entre todas las competiciones y con unas cifras muy destacadas: 23 goles y 14 asistencias. No hay duda de que es el futuro del combinado nacional y que dentro de unos años se codeará con los mejores en la Champions League.