Login
Lunes 12 de Noviembre del 2018

OPANOTICIAS.COM

OPANOTICIAS

Columnista

Las competencias educativas

Las


Esta columna surge de un artículo publicado por el profesor de la Universidad Nacional, Fabio Jurado Valencia, en la Revista Complutense de Educación Vol. 20 Núm. 2 (2009) 343-354 ISSN: 1130-2496, que

El enfoque sobre competencias: Una perspectiva crítica para la educación, en el referido texto el autor de manera: didáctica, secuencial y lógica, hace un recorrido por las diferentes sentidos que toma el termino competencia, según el enfoque de quien esté utilizando.

El profesor Jurado, plantea que el lenguaje no es neutral, lo que implica que el término “competencia” va teniendo diversos significados y enfoques que le van dando sentido de acuerdo al contexto donde se esté utilizando.

El documento llama la atención sobre la ambigüedad que tiene el término competencia y se pretende con él medir la pertinencia de los conocimientos obtenidos en el aula, dejando por fuera a las personas autodidactas.

En tal sentido es que se establece la disyuntiva si prevalecen las “competencias académicas” o las “competencias operacionales” como lo propone Ronald Bernett (1994, Trad. 2001), donde estas últimas las denomina “Mundo de la vida”, donde se pueden identificar las habilidades cognitivas y pragmáticas, donde la persona tiene la capacidad para reconocer el “bien común” y “las normas”, para lo cual clasifica al sujeto competente, cuando tiene las capacidades para saber hacer algo con calidad y valor agregado, potencialidades que se desarrollan en la cotidianidad de la calle y que sin duda la vida escolar aporta para su fortalecimiento, por lo que se integran en la definición de competencia las acciones académicas y las acciones humanas.

 

Cuando se mira el contexto de la educación, las competencias se identifican en tres matices: El primero, la perspectiva academicista, unidimensional, donde plantea que la educación formal es el sitio para adquirir las competencias técnicas y las capacidades analíticas que la sociedad requiere; el segundo, El segundo, la operacionalista también unidimensional, que tiene que ver con la educación para el trabajo, que forma individuos capaces de operar sus conocimientos y habilidades para desplegarlos para el mundo laboral, que la persona sepa hacer cosas prácticas que le garanticen un ingreso salarial y El tercero, la multidimensional que reconoce la pluralidad, de tal modo que los saberes escolares trasciendan con efectividad a una actitud crítica frente al mundo, de tal manera que la persona la capacidad de manejar con propiedad las ciencias naturales, las ciencias sociales y las artes, que apuntan a la transversalidad del conocimiento y la pedagogía por proyectos es la mejor manera de llegar a ello.

El conocimiento y la comprensión van de la mano con la competencia, por lo tanto se deben construir desde el comienzo de la vida.


Loading...
San Pedro Plaza