Yurani Peña y su aventura australiana | Opanoticias
Pasar al contenido principal

Australia es un territorio que en los últimos años se ha convertido en un foco de inmigración en el pacífico sur, lugar preferido por muchos colombianos para estudiar y de paso, hogar de la invitada de esta semana en la sección Opitas en el Mundo: Yurani Peña.

 

Yurani es de Pitalito y vive en Brisbane, donde ha hecho su vida, está casada, con hijo y sobre todo, orgullosa de todo lo que ha formado en su experiencia de vida en la isla continente.

 

“Los australianos nunca han vivido una guerra, el nivel de violencia es muy bajo, el estilo de vida y la estabilidad económica es increíble estos factores ayudan mucho para adaptarse rápidamente a Australia”, declaró.

 

Su vida en Pitalito

 

Yurani nació en Pitalito y se crio en el Valle de Laboyos, llegando a graduarse como bachiller en el Colegio La Presentación.

 

De su periodo en Pitalito recuerda mil y un momentos con su familia, dese hacer pan hasta recoger café, algo usual en Pitalito debido a su alta producción cafetera.

 

“Recuerdo cuando iba a las fincas de los abuelitos o la de mis padres compartiendo con toda la familia tengo muchas anécdotas como de montar a caballo con los primos y hermanas o hacer tortas…me acuerdo que en ocasiones el abuelito nos ponía a recoger café o a sepáralo de la pasilla era muy divertido”, dijo.

 

Una época en la que experiencias comunes para el resto de la gente, para ella fueron momentos inolvidables como ver el atardecer, pasear por el paisaje campestre o simplemente tomar chocolate o café con bizcochos, algo que para ella, era un manjar divino.

 

Yurani estudiaba en Bogotá cuando tuvo la posibilidad de emigrar a Australia junto con su hermana. 

 

A Australia vía Bogotá

 

Terminado su época colegial, Yurani salió rumbo a Bogotá para estudiar junto con su hermana Marly, la carrera elegida: Ingeniería Industrial en la Universidad Libre.

 

Sin embargo, el periodo estudiantil solo le duró seis semestres, ya que en ese proceso, llegó la oportunidad que la tiene hoy en día en Australia.

 

“Decidí con mi hermana Marly viajar a Australia a aprender Inglés, al llegar a Australia nos gustó tanto el país que al mes decidimos quedarnos y volvernos residentes”, comentó.

 

Así las cosas, al ser estudiante universitaria cuando dejó el país, Yurani tuvo pocas oportunidades laborales, principalmente en el almacén agropecuario de sus padres o en algunas promociones.

 

De estudiante a residente

 

Australia impactó tanto a Yurani y a su hermana, tanto que no conforme con solo dominar el inglés, optaron por buscar estudios y claro, conseguir la ciudadanía.

 

“Hicimos previas investigaciones de como volvernos residentes y encontramos que una de las opciones era estudiando una carrera profesional o técnica de una lista que en la época estaba en demanda en el país y cumplir con otros requisitos”, recordó.

 

Como proseguir su carrera de ingeniera industrial era muy costoso, optó por el diseño gráfico en Melbourne, carrera de la cual no solo se graduó, también le permitió conseguir la ciudadanía.

 

Y claro, se le abrieron las puertas para estudiar y retomar su carrera de ingeniera, no obstante, al no existir la carrera de ingeniería industrial, optó por algo más cercano: ingeniería de procesos, de la cual busca graduarse en tres años.

 

Yurani está casada con un australiano de origen griego y es madre de un menor de 4 años. 

 

Su presente

 

Actualmente y aparte de sus estudios en Ingeniería de Procesos, Yurani trabaja en una compañía familiar junto con su esposo, labor de medio tiempo y que le permite desempeñarse en el plano laboral, al tiempo que le dedica el tiempo necesario a su hijo.

 

“Ayudo en el mercadeo y la estimación de costos me gusta porque utilizo mucho mi conocimiento en mis estudios previos de Ingeniera Industrial y Diseño Gráfico y soy una madre muy orgullosa de un pequeño de 4 años y medio, el cual es mi motor para continuar en esta aventura2, expresó.

 

La cara inmigrante de Australia

 

Yurani está casada con un australiano, no obstante, a diferencia del típico australiano de ancestros británicos, nuestra invitada es esposa de un ciudadano australiano de raíces griegas.

 

Para ella el hecho de vivir en un país de puertas abiertas al inmigrante y donde la integración es tarea fácil, es algo que motiva y que invita a explorarlo. 

 

Él es un ejemplo claro de lo que se vive en la actualidad del país, la cual es una extensa diversificación cultural, esto hace que Australia sea muy interesante para vivir o visitar…en mi opinión pienso que Australia ofrece enormes oportunidades para todos, el Gobierno es muy correcto y justo, yo encuentro toda esta combinación fascinante”, recordó.

 

Pese a todo lo que ha vivido en Australia, Yurani todavía tiene en su mente el regreso a Colombia y a su Huila. 

 

Extrañando al Huila

 

El vivir desde joven en Australia ha dejado a esta laboyana de corazón un sentimiento de nostalgia frente a su tierra, ya que extraña todo de su Huila natal, en especial las comidas típicas, esas que brillan por su ausencia en ese sector de las ‘antipodas’.

 

“Del Huila extraño muchas cosas, entre ellos la gente, los paisajes, el clima, especialmente el de Pitalito que es muy templado, la comida como el asado Huilense, el tamal con chocolate, las achiras con un buen tinto, las arepitas con caldo de pajarilla para el desenguayabo, el bocadillo con queso, la agua de panela con pandebono y quesillo…y sin dejar de mencionar el San Pedro, la familia y amigos”, dijo.

 

En cuanto a su deseo de regresar a Colombia, Yurani tiene claro que anhela un regreso, pero sabe de las dificultades que eso conlleva y por ende, se lo encomienda todo a las manos de Dios.

 

“La idea de volver a Colombia siempre ha estado ahí, aunque para mi esposo el idioma es un gran reto, me encantaría que nuestro hijo entendiera más de mis raíces, que viviera a profundidad la cultura colombiana, la gastronomía y nuestra gente cálida, que perfeccione el español y que comparta con toda la familia”, concluyó.

 


Opa Tv