Una sociedad sin violencias contra todas las mujeres | Opanoticias
Pasar al contenido principal

Doscientas mujeres participaron con sus mejores galas en el VIII Encuentro Departamental de Mujeres realizado la semana pasada en Neiva. Se encontraron en el recinto Ferial La Vorágine en donde debatieron las distintas perspectivas de las mujeres sobre la implementación de los Acuerdos de Paz,  para lo cual se invitó a instituciones que operan a nivel nacional. La idea fue generar diálogos de saberes en distintas instancias.  Para ello, se profundizaron en las violencias de género, en todos los escenarios, no solo el conflicto. Las mujeres se tomaron fotos con el gobernador y delegados de la Alcaldía en un encuentro a todas luces positivo. Todo muy bonito, sin embargo el panorama en el Parque Santander era distinto.

 

 Un montón de policías, aparentemente sin mayor oficio, se dedicaron a hostigar un grupo de mujeres que recostadas en los sardineles del parque hablaban y conversaban entre ellas, mientras esperaban el paso de las horas. Se destacaba entre los policías, un agente de raza negra, alto, quién se le notaba deseos de hacer puntos para pertenecer al ESMAD. Las mujeres, jóvenes y vestidas humildemente, se negaban abandonar el parque. Hasta que presionadas,  les toco salirse, entonces se hicieron en las calles aledañas a fumarse un cigarrillo. Al rato regresaron lo que motivo la ira del citado agente, quien se acercó con otros tantos y las condujeron al CAI móvil del parque. Era un espectáculo indignante de ver 7-8 policías, escoltar tres mujeres desprotegidas. En el CAI, las interrogaron y finalmente, las dejaron paradas al lado del vehiculo.

 

 Una transeúnte del parque, resumio lo sucedido; “Como son cobardes, para demostrar su hombría abusan de esas niñas desvalidas”. Uno puede imaginar que las niñas eran vendedoras de sexo, pero igual, son ciudadanas colombianas y merecen ser respetadas y no hostigadas por los agentes del orden. En la ciudad, la situación de las personas dedicadas a la prostitución sigue siendo una zona gris, que es a su vez, difícil de entender y de tratar en su totalidad. Son pocos los estudios que hablan del número y las condiciones de las trabajadores sexuales en Neiva y pocos los programas dedicados a atenderlas. Sin datos no hay política seria. Esa falta de información y atención se traduce en la invisibilización de amplios sectores de esta población cuyos derechos son violados sistemáticamente y que no cuentan con herramientas para defenderse y denunciar esas violaciones.

 

No solo por ser del mismo género, sino también por que las trabajadoras sexuales reconocen que lo que más las afecta es la carencia de redes de apoyo, que es necesario que las mujeres que hablan por las mujeres, hablen de ellas también. Esa falta de apoyo y ausencia de atención en salud, básicamente,  son varios de los problemas causados por la inexistencia de una ley que reconozca los derechos de las trabajadoras sexuales y que regule las condiciones de su oficio. La historia de la mujer se ha abierto paso entre una historia militante, activista, feminista, la cual puso en un primer momento a la mujer como sujeto de su historia. Por eso, en estos Encuentros de Mujeres, se debería hablar de aumentar las oportunidades de trabajo y luchar de manera general contra la explotación de las mujeres. Esos son dos objetivos concretos. Lo demás no tiene ningún sentido.


Opa Tv