Sergio Castro, triunfando con sus estudios en Italia | Opanoticias
Pasar al contenido principal
Un estudiante de doctorado oriundo de Neiva es nuestro invitado esta semana en la sección Opitas en el Mundo.

Son muchos los opitas que viven por motivos académicos por fuera de Colombia, algunos de ellos lo hacen gracias a las convocatorias, tal es el caso de nuestro invitado esta semana en nuestra sección Opitas en el Mundo.

 

Se trata de Sergio Castro, un ingeniero mecatrónico de profesión que reside en Italia y donde afronta esta aventura en compañía de su esposa; aventura de la cual está decidido a sacarle el mayor provecho para aplicarlo en su tierra.

 

“Para mí lo más importante es ganar tanta experiencia como pueda y usarla para mejorar la calidad de vida en las zonas más vulnerables de mi país y en especial en mi departamento”, expresó.

 

El camino que lo trajo a Italia

 

Sergio nació en 1989 en Neiva, su infancia transcurrió entre las aulas y su gusto por el fútbol, practicándolo en las canchas de Cándido Leguizamo y Las Granjas.

 

Ya en el plano académico Sergio estudió en los colegios Liceo Huilense, San Rafael Arcángel y el Salesiano, este último de donde se graduó en el 2004, dejando Neiva para ir a Bogotá a estudiar en la Universidad Nacional.

 

En la Capital de la República Sergio se graduó como Ingeniero Mecatrónico en el 2010 y cinco años más tarde logró una maestría en Ingeniería.

 

Ya como profesional tuvo su experiencia en el plano docente en universidades como la nacional y distrital, así mismo laboró en el Icfes como diseñador de preguntas para las Pruebas Saber, todo ello mientras hacía sus estudios de posgrado.

 

De decir ‘Hola’ a ‘Ciao’

 

Para el año 2014 Sergio fue ganador de una convocatoria lanzada por la Gobernación del Huila y gracias a ello, se le abrieron las puertas para realizar sus estudios de doctorado en Ingeniería Electrónica con énfasis en energía solar.

 

Luego de definir varias opciones, Sergio se decantó por estudiar en la Universidad de Roma ‘Tor Vergata’, la cual cuenta con profesores reconocidos para lo que tiene que ver con energía solar.

 

Con ese panorama y con la compañía de su esposa Érika, Sergio ha logrado adaptarse sin problemas y con el doctorado en marcha.

 

“Italia nos ha tratado bien, es un país muy similar a Colombia. La gente es calidad, la comida es deliciosa y el idioma a pesar de obvias diferencias es fácil de comprender”, recordó.

 

Aparte de las clases Sergio ha conseguido destacarse en varias investigaciones, razón por la cual ha podido exponer algunos de sus avances en diversas revistas científicas junto con su equipo de trabajo.

 

“Hasta el momento he podido publicar varios artículos en diferentes revistas internacionales lo que por supuesto ha dado a conocer mi trabajo y me ha permitido realizar presentaciones en diferentes congresos”, declaró.

 

Pensando en el Huila

 

Para Sergio, Italia ha sido el placer, eso sí, hay muchas cosas que extraña de su tierra pese a que el contacto con sus familiares se mantiene.

 

“Extraño definitivamente mi familia, a pesar de que me comunico con ellos todos los días es muy difícil pasar las fechas especiales en la distancia. Tampoco puedo negar que el jugo de cholupa y los tamales están en mi mente todo el tiempo”, dijo.

 

Y con base en ello Sergio piensa en volver ya que considera que hay muchas necesidades en materia energética para las cuales quiere aportar su granito de arena para solucionarlos.

 

“Pienso que en Colombia y en el Huila hay muchos problemas y los únicos que podemos solucionarlos somos nosotros. Así, que espero volver y como lo dije anteriormente poner mi grano de arena para mejorar la calidad de vida de muchas personas”, mencionó.