Opanoticias
Actualidad, contenido y marketing

Alumbrado público ¡no más improvisación!

0 571

Si algo no ha funcionado bien en la ciudad de Neiva en los últimos años es el servicio de alumbrado público. No hemos logrado garantizar la óptima iluminación del espacio público, los bienes de uso público y demás áreas de libre circulación, con tráfico vehicular o peatonal, dentro del perímetro urbano y rural, para el normal desarrollo de las actividades ciudadanas, a la luz del Decreto Compilatorio 1073 de 2015.

Además del deficiente servicio de alumbrado público que padecemos, se ha venido afectando el ecosistema, persistiendo en iluminar nuestra ciudad con lámparas de sodio, diseñadas con una tecnología obsoleta que produce grandes cantidades de CO2, y que no iluminan suficientemente nuestro municipio. Sumado a esto, tenemos un déficit de luminarias en la zona rural y urbana y se ha venido prestando el servicio sin integración y desarrollo tecnológico, lo que ha generado que perdamos oportunidades que redundarían en beneficios sociales para los neivanos.

Lo anterior es consecuencia, en gran parte, de la suscripción del Contrato de Concesión 001 del 31 de diciembre de 1997, entre el Municipio de Neiva y la Unión Temporal DISELECSA LTDA, cuyo objeto principal consistía en el mantenimiento y la operación de la infraestructura del servicio de alumbrado público en todo el territorio del Municipio de Neiva, incluyendo el suministro e instalación de luminarias y accesorios eléctricos necesarios para la repotenciación y la expansión del sistema.

Es innegable que las condiciones pactadas en este contrato no fueron las mejores para Neiva, pues no se sustentó en un verdadero estudio técnico, jurídico, económico y ambiental que le permitiera al municipio garantizar un óptimo servicio. Tuvimos que padecer durante años las consecuencias de tan mal negocio y los mandatarios no mostraron el suficiente carácter para ponerle punto final a este contrato leonino y perjudicial para los intereses de los neivanos, aunque algunos lo intentaron más que otros.

Lo cierto es que el pasado 30 de diciembre de 2017 luego de cumplirse los 20 años de concesión en la prestación del servicio de alumbrado público, el Municipio de Neiva, a través de su representante legal, tomó la decisión de no prorrogar dicho contrato, de lo que me surgen algunas inquietudes: ¿con base en qué estudio se tomó esta decisión? y de igual manera ¿qué estudio motivó la suscripción del Contrato Interadministrativo 1234 de 2017 con Las Ceibas E.P.N?

 

Buscando respuestas examiné la exposición de motivos del proyecto de acuerdo “Por medio del cual se autoriza al Alcalde del Municipio de Neiva-Huila para constituir una empresa E.S.P. mixta u oficial prestadora del servicio de alumbrado público”, encontrando que se contrató a Las Ceibas E.P.N. “mientras que el Municipio lograba determinar, con base en el estudio técnico, jurídico y financiero, la mejor alternativa para garantizar la prestación del servicio público y la forma de realizar las inversiones necesarias para la modernización y expansión del Sistema de Alumbrado Público.”

 

Me surge otra inquietud: si la expiración del término de la concesión era un hecho conocido por la Administración Municipal, ¿por qué no se realizó un estudio con la debida antelación, inclusive antes de celebrar el contrato con las Ceibas E.P.N? Continúa…

maoml@hotmail.com – @MauricioMunozL

Comentarios
Cargando...